Lo más reciente! / Relaciones /
martes, 5 julio 2016

Cuando la dependencia emocional te lleva a una relación tóxica

Etiquetas: , , ,

Cuando nos encontramos en conflicto, quisiéramos resolver el problema pronto, deseamos que ojalá no hubiese pasado, sin embargo el problema sigue ahí.

Al inicio de una relación vivenciamos que todo lo que nos pasa es hermoso, solemos idealizarlo tanto como un cuento de hadas, tu pareja te hace sentir la persona más importante de la vida, que eres hermosa, y que nada te pasará. Muchas dicen que el hombre te entrega esa protección que nadie te podrá dar y que solo él es capaz de conceder… es que idealizamos tanto a esa persona, que el comportamiento de una mujer enamorada a veces no tiene límites.

La pregunta es ¿cuándo una relación deja de ser sana?, cuando que ese hombre comienza a confundir amor con propiedad, control con protección y celos enfermizos, haciendo sentir  a esa mujer restringida de su propia vida.

También puedes ver: Las super solteras, mujeres empoderadas y felices.

Muchos suelen decir, “si te celo es porque me importas, tu eres mía porque yo te amo, si te controlo es porque te protejo, no quiero que nada malo te pase, si me enojo es porque tú haces que me sienta así”. ¿Cuándo se pierde el respeto por el otro? ¿Cuándo se pierde el respeto mutuo de pareja?, ¿Por qué la mujer  suele enredarse tanto y se tiende a confundir generando esa dependencia emocional con la pareja?

Claro está que nos vemos envueltas  en una dinámica disfuncional difícil de salir, sin embargo no comprendemos ni racionalizamos qué tan erradas estamos, como para darnos cuenta que esa relación que en un principio era un cuento de hadas, ha pasado a ser dañina y poco sana.

También puedes ver: cuando te enamoras de un caza corazones.

Perdemos ese “piso emocional”, y este se compone de autoestima, seguridad, opinión, toma de decisión, autonomía, control de sí misma, etc…

La relación se vuelve desfavorable, comienza esa dependencia emocional, donde el otro opina por uno, decide, controla, inseguriza y desequilibra. De pronto comienza a ganar terreno la opinión del hombre, la mujer se anula y perdemos autonomía.

Las invito a mantener ese piso emocional, es la clave para una relación sana, es importante el equilibrio mutuo, el respeto, aprender a valorarse, y por sobre todo a ser libres de decidir lo que queramos.

Denisse Mellado Fuentes

Psicóloga Clínica

 

 

 

 

 

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte