Belleza / Fitness/Salud / Lo más reciente! / Mujer Actual /
domingo, 6 enero 2013

Cuidar tu piel también depende de lo que comes

Etiquetas: , , , , ,

Toda persona tiene un cutis diferente, el cual puede ser normal, graso, seco o mixto, por lo que es primordial conocer cuál es el estado en el que este se encuentra para evitar caer en malas prácticas en cuanto a los alimentos que se ingieren.

Así como la piel, el cuerpo interpreta y se desconfigura cuando optamos por alimentos con mala base nutricional. ¿Qué significa esto? Son aquellos alimentos que contengan grasas trans y tengan exceso de sal. Lo recomendado es consumir antioxidantes, los cuales brindan ese elixir de juventud que todas esperamos. Este tipo se encuentra en el té, vinos, frutillas, kiwis, melón, pepino, piña, albahaca, entre otros.

Si nos centramos en conocer más sobre la calidad de los alimentos que ingerimos diariamente deberíamos, primero tener presente la importancia de tomar desayuno y que no es cuestión de cantidad sino de calidad. Es la primera comida del día y la que aporta la energía esencial para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, al no almacenarla, este tiende a funcionar de manera ineficiente y estamos propensos a sentir sueño y no realizar bien nuestras actividades diarias. El no alimentarse correctamente influye en el envejecimiento prematuro de la piel.

Por ejemplo, ¿sabías que la gelatina beneficia tu piel, baja las calorías y es rica en colágeno? O que el tomate tiene propiedades antioxidantes que brindan salud a la piel. El huevo también es un agente que brinda vigor al cabello y cuida las células de la piel. La salvia, muy utilizada en aliños, por su parte combate las infecciones de esta, además de ser una planta comestible actúa como medicamento para diversas dolencias. Puede resultar, incluso “entretenido y constructivo” tomar la iniciativa e investigar sobre los alimentos que consumimos a diario.

La mantequilla de maní, los embutidos, las golosinas, frituras, contienen una gran cantidad de calorías que perjudican el funcionamiento correcto del organismo; lo que hacen es aumentar la grasitud de la piel.

La Doctora Alicia Flores Cornejo, especialista en dermatología de la Sociedad Chilena de Dermatología (SOCHIDERM), formada en la Universidad de Chile, señala que es importante consultar a un especialista cuando se decide comenzar una nueva dieta, pues “somos susceptibles a ser alérgicos a cierto tipo de alimentos y lo mismo pasa con los efectos que estos pueden tener en la piel porque perjudican nuestra salud cutánea”, sostiene además que “el beber agua contribuye a que la piel se hidrate, hacer esto a diario aporta belleza y salud y se eliminan las toxinas del organismo. Lo mismo pasa cuando mantenemos una vida sana y hacemos ejercicio”.

Al final la nutrición de la piel depende de nosotros, se refleja nuestro estado interno. Y es ahí cuando aquel dicho “somos lo que comemos” parece bastante acertado.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte