Lo más reciente! / Mujer Actual / Relaciones /
viernes, 26 mayo 2017

7 placeres que sólo se descubren después de varios años soltera 

Etiquetas: , , , ,

Dicen que la vida se nos va en buscar el amor… Que los periodos de soltería son una búsqueda constante de un nuevo amor.

Y sí… es bien bonito eso de enamorarse y caminar de la mano y pararse en las esquinas a estorbar mientras nos damos un beso. Pero después de pasar varios años soltera una se da cuenta de que también es bien bonito eso de no tener a nadie al lado.

El primer año de soltería lo pasarás extrañando a tu ex… El segundo será de adaptación a tu nueva realidad como soltera. Después del tercero empieza la diversión.

Aquí algunos de los placeres que sólo van a descubrir después de pasar algunos años en dark side… El problema es que cada año que disfrutas de estas delicias se vuelve más complicado querer regresar a la luz.

  1. Dormir a media cama, con todo el espacio para ti sola es insuperable. Empezarás moviéndote un poco, estirándote más de la cuenta… al principio será extraño estirar la mano y no encontrarlo, pero conforme tu radio de expansión vaya aumentando, la necesidad de encontrarlo irá disminuyendo. Hasta que después de unos meses te encontrarás a ti misma durmiendo a la mitad de la cama, con todas las cobijas para ti y las almohadas acomodadas como se te dé la gana y te preguntarás cómo es que cabían 2 ahí. La acaparación de espacio se hace tan placentera que te costará trabajo compartir tu cama hasta con tus amigas. Bienvenida a la delicia de dormir sola.

  2. El acomodo de las cosas, de todas las cosas en general, ahora depende sólo de ti… Y te fascinará que nadie mueva tus cosas. De aquí en adelante sólo tú eres responsable de cómo están acomodadas las cosas en tu clóset, en tu refri y en tu baño y el placer de saber que nadie te va a mover el cepillo de lugar es inigualable.

  3. Tu capacidad para autogenerarte orgasmos es infinita… eventualmente te encontrarás a ti misma buscando un vibrador y luego una bombita para el clítoris y así irás aumentando tu gama de posibilidades en la cama. Contigo misma… Y te va a encantar.

  4. La tele es completamente tuya y es increíble llegar a casa y ver lo que se te pegue la gana ver, así sea RBD la 1ª temporada. ¡Y nadie te va a juzgar! Nadie te va a obligar a ver algo que no quieras ni te moverá tus estrellas en Netflix ni te hará chutarte una serie de policías. ¡La tele es tuya!

  5. Hay días en que no tenemos nada de ganas de salir de la cama o de quitarnos la pijama… Hay días en que no quieres ponerte pantalones… Hay días en que llegas del gimnasio sudada y desgreñada y quieres quedarte así el resto del día. Siendo soltera, esos días son deliciosos porque ¡nadie te dice que no lo hagas! No sientes la necesidad de arreglarte poquito o de ponerte jeans porque nadie te va a ver… No te sentirás mal de que tu novio te vea haciendo esas cosas que jamás le decimos a nadie que hacemos pero que a todas nos gusta hacer como quedarte en tus jugos todo el día.

  6. Dicen que siempre deberíamos bailar como si nadie nos estuviera viendo… esto es particularmente cierto cuando estás soltera. Pero además de bailar, el dicho debería incluir la comida. Come como si nadie te estuviera viendo. Cuando estás sola, sentada en tu sala, con la tele enfrente, comes como realmente quieres comer, sin protocolo ni buenos modales. ¡Y es delicioso! La comida cobra un nuevo sentido cuando te la comes con los dedos o cuando levantas un tallarín y te lo vas comiendo como si fueras la Dama y el Vagabundo… cuando te tomas el plato de la sopa como si fuera taza o sopeas una tortilla en la salsa verde. Este placer de la soledad es único… disfrútalo porque jamás vas a comer así enfrente de alguien (ni de tu mejor amiga). Estamos hablando de esa conexión con la comida que se experimenta cuando la atrapas entre los dedos, la arrancas con una mordida, la estrujas, la aplastas, la destrozas con los dedos y te tomas las cosas directo de la botella.

  7. Tus planes son sólo tuyos… tu tiempo es sólo tuyo. Y esa libertad es especial. Nadie te va a hablar 30 minutos antes para decirte que siempre no, ni te harán ir los domingos a convivir con familias que no son tuyas… ni tendrás que ir a bodas de personas que no conoces ni te obligarán a ir al cine a ver algo que no quieres ver ni aunque te inviten. Tu tiempo es tuyo. Y es increíble.

Seguramente habrá muchas chicas que viven con sus parejas y juran hacer todo esto… No faltará la que diga que mi problema es que he elegido mal a mis parejas si descubro esta libertad sola y no con ellos.

La realidad es que nadie que no haya vivido más de 3 años soltera sabe lo que es esa libertad… una libertad que sólo experimentas de adulto, cuando tomas tus propias decisiones y compras tus propias cervezas. Y digan lo que digan todas las enamoradas del mundo, ninguna hace estas cosas así de libres frente a sus parejas.

¡Y qué bueno! Porque la vida en pareja se debe cuidar… y es hermosa. Pero la vida soltera también lo es y tiene sus propios placeres que bien vale la pena descubrir.

¿Qué otro placer le agregarían a esta lista de solteras felices? Cuéntenme en mi Twitter: @Caro_Saracho o en la FanPage de La Vida No es Rosa.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte