Lo más reciente! / Relaciones /
viernes, 9 noviembre 2012

Dormir con Gargamel: Mi pareja está con estress!

Etiquetas: ,

¡Mi pareja está con stress!

Pasamos un maravilloso fin de semana en la playa, descansamos, nos relajamos y lo más importante: nos disfrutamos. Volvimos a ser la pareja que nos gusta ser, a encantarnos mutuamente.

Pero de un día para otro y sin  darme cuenta el lunes en la noche estaba acostada al lado de Gargamel. Extraño fenómeno, llegó noviembre y de un momento a otro toda la carga del año calló en sus hombros.

Es difícil manejar el stress en una pareja…¡es como una epidemia! Si él está estresado, yo me estreso, se estresan los niños, se estresa la nana… se estresa hasta el perro. ¡Dios! Toda una cadena sin fin.

¡Estoy segura que el stress es contagioso!

Para ellos una buena forma de bajar los niveles de stress es salir a tomar (mucho) pisco sour, llegar a casa y tener wild sex. ¿Y para nosotras? El panorama perfecto es acostarnos a las 8 con un kilo de chocolates, un buen libro y silencio… silencio sepulcral. Ideas completamente distintas.

Pero tenemos que congeniar, y no es fácil. Lo que más cuesta es la parte del wildsex ¡imposible! Porque somos rencorosas,  aunque sean las 2 am y estemos con un litro de champaña en el cuerpo no se nos olvida que se enojó en la mañana porque su camisa estaba sucia, que a medio día nos dijo que por favor usáramos el whatsapp solo para cosas importantes o que en la noche canceló la soñada cita con masaje de relajación a la que lo habías invitado por una reunión urgente.

Las relaciones de pareja no son fáciles y menos lo son a estas alturas de año, con el cansancio y la carga de trabajo que implica (eso que aún no sumamos los regalos de navidad, las actividades de fin de año, los balances etc, etc, etc)  Cuesta entender y que te entiendan, cuesta nivelar ritmos y tener un momento de paz (o de pasión)

¿Pero saben qué?  Ellos tienen cierto grado de razón,  el sexo nos ayuda a bajar los niveles de stress y de ansiedad. Así que a callar todas esas voces de nuestro interior y a sintonizarnos con él. El orgasmo aumenta los niveles de oxitocina, la que  nos revitaliza temporalmente, y el sexo aumenta el riego sanguíneo y la oxigenación pulmonar, así como la producción de endorfinas, otras hormonas que mejoran el estado de ánimo.

Si no estás de ánimo para el sexo, no te obligues y prueba con un abrazo, ya que los niveles de oxitocina se elevan incluso con las caricias.

A fin de cuenta, así como el stress es contagioso también lo es la tranquilidad y buena onda

Cuéntanos ¿Tienes alguna técnica especial para tratar a tu pareja cuando está estresada?

Por Mujer y Punto

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte