Lo más reciente! / Relaciones /
lunes, 1 julio 2019

El síndrome de convertir sapos en príncipes

Etiquetas:

La mayoría de las mujeres crecemos con la creencia de que podemos cambiar todo, transformarlo, como si tuviéramos un súper poder. Podemos cambiar la casa, el ambiente de la oficina, la forma de ver las cosas de nuestra madre, cambiar a la amiga que nunca elige bien, etc. Pero sobre todo creemos que tenemos el poder de cambiar a los sapos que nos encontramos en la vida y convertirlos en los príncipes que viven en nuestra mente.

Creemos que podemos cambiarle todo eso que no nos gusta, que no se ajusta a nuestro ideal, ¡A nuestra fantasía de príncipe perfecto! Esperamos que nuestro sapo empiece a escuchar atentamente cuando le cuentas horrorizada que alguien de la oficina estaba vestida igual que tú en la fiesta de navidad, y que además responda: «por supuesto que tú te veías mejor!».

Esperamos que prefiera ver el partido de fútbol grabado para acompañarte al cumpleaños del hermoso bebe de tu mejor amiga. Esperamos que recuerde cual es la comida que siempre pides en el restaurante que frecuentan y la pida mientras vas al baño. Esperamos que recuerde los cumpleaños de la familia y la celebración del día de la madre y que además planifique los regalos con mucha anticipación para no correr a última hora. Esperamos que haga las cosas como nosotras porque estamos convencidas de que es la única forma correcta de hacerlo.

¿Cuando empezaremos a aceptar que son diferentes? Que tienen su propia forma de ver y hacer las cosas, y sobre todo ¿Cuándo dejaremos de lado al príncipe ideal que vive en nuestra mente? Al instante que descubras que no tiene que ser así, empiezas a disfrutar más la compañía de quien has elegido como tu complemento, viviendo cada momento a plenitud, sin la preocupación de convertirlo en un ideal.

Por Rosangel Valdiviezo
Facebook e Instagram

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte