Crianza / Destacados / Lo más reciente! /
domingo, 6 septiembre 2020

Embarazada: ¿Qué es el Instinto de nido?

Etiquetas: , ,

Puede que te despiertes una mañana con mucha energía y quieras limpiar y organizar toda tu casa. Este impulso de limpiar y organizar se conoce como instinto de nido o anidar.

Anidar durante el embarazo es el deseo abrumador de preparar tu hogar para tu nuevo bebé. El instinto de anidación es más fuerte en las últimas semanas en la que estás próxima a dar a luz. Muchas mujeres dicen que una vez que comienzan los deseos de anidación, el parto está a punto de comenzar.

¿Qué impulsa a anidar durante el embarazo?

El anidamiento es común y se considera un instinto para prepararse para el parto, pero no todas las mujeres embarazadas lo experimentan.

El instinto de nido pueden desencadenarse por:

  • Aburrimiento y frustración por seguir embarazada.
  • Reconocimiento de que el cuidado del bebé va a tomar mucho tiempo y energía, y quiere que todo esté listo antes de que llegue el bebé.
  • Emoción y anticipación de su nuevo paquete de alegría, y el deseo de tener todo en orden.

¿Cuándo ocurre el anidamiento durante el embarazo?

Anidar durante el embarazo puede ocurrir en cualquier momento. Pero la más común reportada es durante las últimas semanas. Las vacaciones o alguna otra celebración también pueden aumentar el deseo de preparar las cosas para el bebé.

No te preocupe si no desarrollas ningún deseo de anidar; no todas las mujeres experimentan esto. También puedes dirigir algunas de las responsabilidades de anidación a tu pareja.

¿Cómo es el anidamiento durante el embarazo?

Encontrarás que las mujeres «anidan» de diferentes maneras. Algunas mujeres quieren limpiar en profundidad toda la casa, pintar u organizar las estanterías y closets. Hay otras solo quieren acomodar la ropa de su bebé en un cajón.

cuidados del embarazo

Anidar durante el embarazo: recomendaciones

Anidar durante el embarazo no es dañino para ti o tu bebé. Sin embargo, hay algunas precauciones que querrás tomar.

  • Evita levantar objetos pesados.
  • Deja que alguien más suba las escaleras, ya que tu equilibrio y estabilidad cambian durante el embarazo y no quieres arriesgarte a caerte.
  • También es importante evitar la limpieza con productos químicos como blanqueadores o limpiadores de hornos. Incluso cuando lo usan otras personas, es esencial que tengas buena ventilación en casa para no inhalar los olores.
  • Haz lo que debes, pero no te gastes. Descansa tanto como sea posible y ahorra tu energía para dar a luz y cuidar a tu nuevo bebé cuando llegue.

¿La anidación se detiene una vez que tienes a tu bebé?

Generalmente, se piensa que anidar es una preparación para la llegada de tu bebé.

Desde el punto de vista práctico, una vez que tu bebé esté aquí, la mayor parte de tu tiempo y energía estará dedicada al cuidado de tu recién nacido. Y eso necesariamente significa menos tiempo para casi todo lo demás.

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte