Crianza / Destacados / Lo más reciente! / Salud/fitness / Vida Gourmet /
miércoles, 28 junio 2017

¿Qué alimentos debemos consumir durante el embarazo?

Quizás habrás escuchado que al estar embarazada debes comer por dos, pero la realidad es otra, lo que debes hacer es aumentar el consumo de proteínas, minerales como el hierro, y vitaminas que existen en ciertos alimentos, ya que es vital que estés bien alimentada  para que tu bebe también lo esté. 

Es importante que disminuyas la comida basura, ya que ésta no contiene la fuente de nutrición que tú necesitas para estar fuerte y que tu bebé necesita para desarrollarse correctamente. A continuación te nombramos algunos alimentos que debes consumir para tener un embarazo sano:

Proteínas Animales: portadas por la carne, los pescados, los huevos que además de contener más de 12 vitaminas y minerales, los huevos tienen mucha proteína, la cual es esencial para tu embarazo y para el desarrollo del embrión ya que aseguran su crecimiento y a ti una buena alimentación.

Frutas y verduras: al incorporar  una variedad de frutas y verduras con diferentes colores anaranjados, rojos, amarillos, morados, verdes y blancas estarás aportando a tu dieta (y la de tu bebé) una gran variedad de nutrientes. Esto se debe a que los alimentos coloridos son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Avena: según Nutrición Sin Más, es una de las mejores fuentes de energía que existe, es un grano integral muy rico en fibra vitamina B1, magnesio, proteína y fósforo, entre otros nutrientes por lo que se recomienda consumir diariamente, así no estés embarazada. Además de la avena, puedes incluir en tu alimentación el arroz integral, panes y tortillas hecho con harinas integrales.

Lácteos: la leche se considera como lo más parecido a un alimento completo porque contiene buenas cantidades de calcio, proteínas, riboflavina, vitamina B2 y B6, magnesio y zinc; el queso es una buena fuente de calcio y fósforo, nutrientes que el bebé necesita para desarrollar unos huesos y dientes más fuertes y sanos.

Hidratación: es importante que te hidrates tanto por fuera, mediante cremas hidratantes, como por dentro aumentando la ingesta normal de agua. Debes consumir de entre ocho a doce vasos de agua al día, ya que ésta purifica el organismo, ayudando al cuerpo a deshacerse de las cantidades innecesarias de sodio, evitando así todo tipo de infección en el tracto urinario de la mujer y también depura la sangre materna de toxinas y de este modo  la corriente sanguínea llega más limpia al bebé.

También es recomendable…

Comer algo dulce de vez en cuando, las comidas procesadas y los postres con mucho azúcar no deberían formar parte de tu dieta. Sin embargo, no se trata de decirle adiós a todos los dulces por estar embarazada, los puedes comer en ocasiones especiales. No te atormentes que una galleta o un pedazo de pastel de chocolate, de vez en cuando no le harán daño a tu bebé.

Debes evitar consumir…

Comidas crudas: Carnes, pescado y huevos pueden contener gérmenes perjudiciales que pueden causar intoxicación, como la infección por salmonela. Debes cocinarlos por completo para que se eliminen esos gérmenes, lo cual te ayudará a ti y a tu bebé a no enfermarse.

Cafeína: Por la salud de tu bebé, debes  limitar la cantidad de cafeína que consumes.

Alcohol: El alcohol consumido durante el embarazo puede llevar a problemas de salud prolongados y anomalías congénitas. Además de causar daño al bebé a medida que se desarrolla dentro del útero.

Sal: Disminuye o elimina por completo el consumo de sal.

Pescados con alto contenido de mercurio.

Productos lácteos que no hayan sido pasteurizados

Y para terminar…

Debido a que te dará apetito mucho más de lo normal, intenta comer de cinco a seis comidas ligeras, en vez de tres grandes, no te saltes comidas, incluso si no tienes hambre, porque el bebé necesita recibir alimento de forma regular. Está bien si consumes bocadillos saludables o bajos en calorías entre comidas, como frutas, vegetales o yogurt.

Con una dieta equilibrada el organismo recibirá la cantidad de energía que necesita para que el bebé se desarrolle adecuadamente. Lo importante es tomar alimentos ricos en nutrientes y vitaminas como ácido fólico, hierro, calcio y yodo, pero no en grasas. La dieta ha de ser variada a base de verduras, frutas, cereales, lácteos y legumbres, sin olvidar el aporte diario de proteínas de carne y pescado.

Debes cuidar tu alimentación durante y después del embarazo ya que en cuando estés lactando las demandas fisiológicas de la mujer también aumentan, y por tanto una alimentación sana y equilibrada, rica en nutrientes, es necesaria para poder ofrecerle a su vez al bebé, a través de la leche materna, la mejor alimentación.

Por: Edith Gómez

Editora – gananci.com
Twitter: @edigomben

 

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte