Lo más reciente! / Relaciones /
miércoles, 6 diciembre 2017

Enamorarse de un pelotudo ¿A quién no le ha pasado?

Etiquetas: , , , , ,

A propósito del regreso de la obra “Cómo evitar enamorarse de un pelotudo”, monólogo interpretado por la actriz chilena Vanessa Miller, que tuve la oportunidad de ir a ver el año pasado, por cierto, muy recomendable si quieren reír y pasar un rato agradable repasando cómo se comportan, comentaré lo que a todas en algún momento nos ha sucedido (la que diga que no, miente), enamorarse o “engancharse” de un pelotudo y/o pastel.

Sí, todas hemos puesto nuestros ojos en ese hombre que nos “mueve el piso”, pero que literalmente es un idiota.  Ese chico malo que para nosotras es el mejor, pero que a nuestras amigas no les agrada y que sólo toleran por lealtad, a la espera que se nos pase la necedad.

¿Por qué no les gusta? Es el típico inmaduro, inestable, infiel, egocéntrico que te hace sufrir y que jamás va a cambiar. Ellas dicen que tengo algo así como un radar para detectarlos y alejarlos, pero también he caído jajaja…es la única forma de aprender.  En mi defensa puedo decir que he contribuido a “rescatarlas”.

El problema está en que muchas congéneres se quedan pegadas involucrándose en forma reiterada con este tipo de hombres y están atrapadas en un círculo vicioso de relaciones tóxicas, algo muy poco saludable emocionalmente.

Ha sido tema de discusión en varias reuniones y concuerdo que pasa por factores como tener baja la autoestima o miedo a la soledad, pero hay que poner límites y tener amor propio. De lo contrario es imposible construir una relación equilibrada.

He escuchado frases como “al parecer soy un imán para los pasteles”, “siempre llega a mi vida el equivocado”, insisto en que depende de nosotras si accedemos a estar o no con un hombre así.

En este caso es mejor optar por la soltería o tener un “amigo especial, con derechos o beneficios”, como le quieran llamar, con las reglas del juego claras no debería haber problemas. Ya que ser masoquista está pasado de moda.

A la vez, soy una convencida de que no hay que generalizar, no todos son pelotudos. Existen los que sí vale la pena darse el tiempo para conocer, ese que se puede transformar en tu amigo, amante y compañero. Sé que pueden pensar que son los menos o que ya tienen pareja, pero la vida las puede sorprender gratamente sólo ustedes deciden si están dispuestas a descubrirlo.

En fin, este tema da para mucho, lo más importante es respetarse y quererse como persona y si aparece en el camino un pelotudo, lo mejor es cruzar a la vereda de enfrente si no alcanzaste a hacerlo, siempre estarán las amigas para solidarizar.

Por Sandra Barrueto, Periodista y Asesora Comunicacional

Te invitamos a visitar nuestro canal de youtube!

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte