Sexualidad /
viernes, 5 octubre 2012

Enciende esa luz…

Etiquetas: , , , ,

“Apagamos la luz porque la oscuridad es aliada de lo prohibido y lo secreto. Y algo de esa herencia le queda aún a la erótica. También entran en juego ciertas diferencias entre hombres y mujeres. El hombre, animal visual, querrá luz a toda costa: gran parte de su excitación la consigue con la vista. La mujer, más auditiva y global, querrá apagarla: renunciando a un sentido, potencia los demás. A esto se suman los complejos físicos, algo que en nuestra sociedad afecta más a la mujer, sometida a mayores niveles de exigencia. Si superamos esta fase de michelines y celulitis podemos encontrar el término medio entre las luces de plató y la oscuridad absoluta en la tenue luz de las velas.”

Salomé Cía Brasero, sexóloga

Solemos hacer el amor de noche, a oscuras y en nuestra habitación. Solemos hacer miles de cosas antes de hacer el amor: acostar a los niños, mandar los últimos mails del día, buscar la ropa para el día siguiente y hasta ver el reallity de turno. Solemos dejar este mágico momento de conexión con nuestras parejas para el final, cuando ya no hay energías , cuando ya el día nos pasó la cuenta y sólo queremos dormir…

Y solemos también hacerlo a oscuras. Las razones, para todas son distintas: costumbre, la mayoría de los casos, esconder nuestros defectos, los kilos de más y las pieles sueltas que dejaron los embarazos, esconder que no hemos tenido tiempo de depilarnos, de arreglarnos los pies y tantas otras cosas.

Recuerdo con nostalgia esos días en que ,llevados por la pasión de adolescentes, nos quitábamos la ropa en cualquier rincón, observábamos nuestros cuerpos y nos amábamos sin importar nada. ¡Era maravilloso!

 Y no es difícil de repetir, es cosa de conectarnos con nuestras emociones, con ese sentimiento arrebatador que sentimos en un comienzo y que hoy dio paso a la maravillosa paz y tranquilidad del amor maduro.

Las invito a hacer un cambio, a hoy no esperar que termine el reallity para hacer el amor con tu pareja, a sorprenderlo con pasión y encender la luz… volver  a mirar su cuerpo y el tuyo… volver a enamorarte de ese hombre que lentamente y a la par tuyo ve pasar los años por su cuerpo. Disfrutar de ese momento de conexión y, con la luz encendida, mirarlo a los ojos y conectarte con todo lo que son.

¡Hoy te invitamos a encender esa luz!

Por Mujer y Punto

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte