Lo más reciente! / Relaciones /
domingo, 26 julio 2015

Encontraron el amor luego de 80 años, conoce esta romántica historia

Etiquetas: , , , , , ,

La historia de amor de los ecuatorianos María García y Felipe Ocaña es absolutamente inusual, pero no por eso menos romántica. El destino se encargó de unirlos tarde, pero de que a fin de cuentas se encontraran y se transformaran en cómplices y compañeros de vida.

Ambos fueron dejados en un centro para ancianos en la ciudad de Ambato. En un comienzo eran dos desconocidos que comenzaron a cruzar miradas mientras caminaban por el centro. Al poco tiempo conectaron y se empezaron a llevar cada vez mejor, compartiendo a diario los juegos que practicaban los residentes. Luego de confesarse mutuamente lo que sentían el uno por el otro decidieron comenzar una relación y con el paso de unos pocos días, un valiente Felipe decidió pedirle matrimonio, ya que no tenían tiempo que perder.

Según ellos mismos confidenciaron a los medios ecuatorianos, soñaban con aquel día en que el amor tocara sus puertas, transformándose en protoganistas de una maravillosa historia, que ocurre por primera vez en la trayectoria del centro asistencial. Sin embargo, no estuvieron excentos de problemas, ya que por diferentes razones, el centro en el que ambos residían tuvo que cerrar, siendo trasladados a centros distintos. Luego de mucha insistencia por parte de ambos, lograron que se reunieran nuevamente en un mismo lugar.

Hoy viven su amor felices y son inseparables, lo cual nos demuestra que nunca es tarde para encontrar el amor y que nunca debemos perder las esperanzas de que el destino nos junte con nuestra alma gemela.

Por: Fernanda Urzúa M.

Foto de: eluniverso.com

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte

Ecología, vida verde y animales! / Lo más reciente! / Relaciones /
jueves, 23 julio 2015

Encontraron el amor luego de 80 años, conoce esta romántica historia

Etiquetas: , , , , , , , ,

La historia de amor de los ecuatorianos María García y Felipe Ocaña es absolutamente inusual, pero no por eso menos romántica. El destino se encargó de unirlos tarde, pero de que a fin de cuentas se encontraran y se transformaran en cómplices y compañeros de vida.

Ambos fueron dejados en un centro para ancianos en la ciudad de Ambato. En un comienzo eran dos desconocidos que comenzaron a cruzar miradas mientras caminaban por el centro. Al poco tiempo conectaron y se empezaron a llevar cada vez mejor, compartiendo a diario los juegos que practicaban los residentes. Luego de confesarse mutuamente lo que sentían el uno por el otro decidieron comenzar una relación y con el paso de unos pocos días, un valiente Felipe decidió pedirle matrimonio, ya que no tenían tiempo que perder.

Según ellos mismos confidenciaron a los medios ecuatorianos, soñaban con aquel día en que el amor tocara sus puertas, transformándose en protoganistas de una maravillosa historia, que ocurre por primera vez en la trayectoria del centro asistencial. Sin embargo, no estuvieron excentos de problemas, ya que por diferentes razones, el centro en el que ambos residían tuvo que cerrar, siendo trasladados a centros distintos. Luego de mucha insistencia por parte de ambos, lograron que se reunieran nuevamente en un mismo lugar.

Hoy viven su amor felices y son inseparables, lo cual nos demuestra que nunca es tarde para encontrar el amor y que nunca debemos perder las esperanzas de que el destino nos junte con nuestra alma gemela.

Por: Fernanda Urzúa M.

Foto de: eluniverso.com

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte