Lo más reciente! / Mujer Actual /
viernes, 1 agosto 2014

¿Eres una «Super Woman»? Revisa como eso puede destruir tu Relación

Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Terminas usualmente solucionando todos los problemas? ¿Sientes que aportas mucho más que el otro a la relación?

Muchas de nosotras, hijas del siglo XXI e inmersas en ámbitos laborales demandantes y exigentes, nos fuimos construyendo y educando para ser unas verdaderas guerreras, unas Super woman. Mujeres que podemos hacerlo todo sin necesitar que el otro siquiera necesite mover un dedo para resolver sus problemas o inquietudes. Esto, por años, nos ha servido para reforzar nuestra autoimagen y decirnos: uy! Que soy y me siento poderosa, Yo puedo hacerlo todo, no necesito un hombre que me mantenga (arriba el “girl power”), etc. Sin embargo, cada vez más noto que como mujeres, sin darnos cuenta, nos estamos comiendo la cola!

Y es que toda esta efervescencia de demostrarle al mundo (te des cuenta o no) que yo puedo hacer esto o esto otro y que me merezco un lugar en el mundo, nos ha llevado a hacernos cargo del nosotros (pareja), del trabajo, de la casa, de la familia, generando una pesadísima mochila que sostenemos diariamente y que lentamente nos va agotando, cansando, apagando, frustrando. Y no sólo a nosotras, sino también afectando nuestra relación. La capa y traje de Super Woman quizás nos queda excelente para el trabajo, pero muchas veces puede destruir nuestra relación de pareja.

¿Cómo? Por un lado, mientras más masculinas nos vayamos poniendo (siempre activas, “haciendo”, agresivas y punzantes, racionales, etc. Entiéndase que aquí hablo de los aspectos más orientales del ying y yang, femenino y masculino que ambos, mujer y hombre poseemos), menos espacio le queda al hombre, tu pareja, para que despliegue estas características. Por ejemplo: ¿Cuándo hay que hacer algún arreglo en la casa u oficina, terminas tú haciéndolo?, si haces un scanner acerca de las situaciones en las que dia a dia te desenvuelves, observa cómo interactúas con él. Si necesita algo, ¿corres para solucionarlo?. Sé que lo más probable es que esa intensión venga desde el amor, sin embargo, por AMOR es que necesito cambiar el patrón. Por amor, no sólo a él, sino a mi misma, necesito generar el espacio para que ese hombre, desarrolle y potencie a su guerrero; y yo por mi parte, me permita y aprenda a RECIBIR e INSPIRAR.

Hemos pasado Años dando hasta secarnos completamente. Sin ser ni feminista ni machista, los conocimientos ancestrales nos muestran e invitan a reconectarnos con nuestras habilidades masculinas y femeninas. Las masculinas, ya están super desarrolladas, por ende es tiempo de cultivar la receptividad, la inspiración, el placer, el disfrute, la fluidez; cualidades femeninas que complementan a las masculinas. De ahí que libros sagrados sobre sexualidad, como el Kamasutra, que más allá de lo que los occidentales conocemos como las posturas para el sexo, es un libro lleno de tips sobre cómo desarrollarse individualmente y cómo potenciarse mutuamente en la relación de pareja.

Y es que además, desde la Kabalah y otras tradiciones antiguas, se señala que el hombre es luz (siempre relacionado al sol), que en complemento con la receptividad de la mujer (relacionado con la luna que refleja la luz del sol), logran finalmente generar la claridad. Ninguno de los dos puede lograrlo solo.

Por otro lado, si te vas dando cuenta que al final siempre terminas tú haciéndote cargo del “nosotros”,  te invito a sólo observar qué sucede si dejas de hacer lo que siempre sueles hacer. No es ni necesario ni de gran aporte que le digas a tu pareja que no está haciendo esto o aquello, porque ahí no hacemos otra cosa que convertirnos en su madre.

La invitación es a Inspirarlo, generando el espacio de conectarte con la receptividad, de mostrarle que tú también lo necesitas, que tú también a veces quieres que te demuestre su amor por medio de este tipo de gestos. Ambas sabemos que quizás tú lo puedes hacerlo sola, pero ¿por qué no pedir lo que necesito y observar qué sucede cuando alguien me soluciona un problema a mi? Disfruta el equilibrio de dar y recibir.

Por Catalina González O., la voz detrás de Ohmidiosa.com
Psicología y Coaching Femenino.
@ohmidiosaweb

Foto: theyoungmommylife 

 

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte