Lo más reciente! / Salud/fitness /
jueves, 27 abril 2023

¿Es buena idea ponerse encuclillas cuando vas a un baño público?

Etiquetas: , , ,

Por Joanna Wurmann

Muchas personas evitan usar los baños públicos por miedo a contagiarse de alguna enfermedad, especialmente de bacterias que se pueden encontrar en el asiento del inodoro. Generación tras generación, las mujeres aprendemos que no debemos sentarnos en los inodoros de los baños públicos, sino hacer una especia de incómoda sentadilla para así evitar tocar cualquier parte del retrete. Una posición que podríamos denominar “Sentada libre de gérmenes”

Sin embargo, hace unos años recuerdo a mi ginecólogo decirme que todo esto era un mito.  “La probabilidad de contagiarse de algo en un baño es muy baja. En realidad, esta es una mentira machista para explicar enfermedades venéreas en las mujeres, que en realidad eran el resultado de la infidelidad de ellos”.

Esto me ha dado vueltas por la cabeza por años, y hoy voy a averiguar que hay de cierto en todo esto…

Empecemos por el principio: Las infecciones de transmisión sexual (ITS), también conocidas como enfermedades de transmisión sexual (ETS), son causadas por virus, bacterias y parásitos. Sin embargo, estos organismos no pueden sobrevivir ni reproducirse en superficies duras, como los asientos de inodoro. Es más, las ITS bacterianas ni siquiera pueden sobrevivir fuera de las membranas mucosas del cuerpo, por lo que es muy improbable que se transmitan por contacto en un baño público. Aunque sí, hay algunas ITS virales y parasitarias que pueden sobrevivir fuera del cuerpo humano, sólo lo hacen durante un corto periodo de tiempo, por lo que la transmisión por contacto con un asiento de inodoro es extremadamente rara e improbable. Por lo general, las bacterias, hongos y virus prefieren el ambiente cálido del tejido humano, incluyendo los parásitos como los piojos del cuerpo.

orinar después del sexo

Ahora me imagino que se estarán preguntando qué pasa con las Infecciones Urinarias. Pues bien, en este caso la respuesta es SÍ. Pero, calma porque en realidad las posibilidades son bastantes bajas y mucho menores que contraer una infección por deshidratación o por contener la orina. Así es que ya sabes, ¡Es mejor ir al baño, aunque te dé asco, que aguantarse!

¿Agacharse o usar la “Sentada libre de Gérmenes” sobre el asiento es la mejor opción? ¡NO! Cuando no te sientas completamente, tus músculos no se relajan completamente y es más difícil vaciar tu vejiga por completo. Esto puede provocar que retengas orina en la vejiga, lo que aumenta el riesgo de tener fugas accidentales si saltas, toses, ríes o estornudas. ¡Nadie quiere eso!

Además, esa «vieja» orina que estás llevando contigo puede irritar el interior de la vejiga, haciéndote sentir como si tuvieras que ir con más frecuencia o con más urgencia de lo que realmente necesitas.

En un estudio de 2019 de 24 mujeres publicado en BMC Women’s Health, los investigadores investigaron los comportamientos utilizados para reducir las preocupaciones sobre la limpieza de los baños públicos. Además de agacharse o suspenderse, las mujeres utilizaron métodos como «forrar o acolchar el asiento del inodoro con papel higiénico, utilizar cubiertas de asiento de papel higiénico o toallas de papel, empujar la orina para vaciar la vejiga rápidamente, no esperar a vaciar la vejiga por completo y limpiar y limpiar el asiento del inodoro antes de sentarse en él».

Así que, ¿qué puedes hacer en lugar de agacharte? ¡Hay varias opciones! Puedes hacer un «nido bonito» con papel higiénico o usar una cubierta de asiento de papel si el baño las ofrece.  Sin embargo, algunos especialistas no recomiendan intentar crear tu propio revestimiento o limpiar el asiento del inodoro antes de usarlo, señalando que estos métodos podrían implicar tocar el asiento con las manos, ya que los inodoros pueden albergar ciertamente bacterias, virus y hongos que podrían enfermarte si te llevas las manos a la boca, los ojos o la nariz sin lavarlas.

Es importante recordar que casi todas las superficies que tocamos (desde tu escritorio, en la oficina hasta tu celular) o con las que interactuamos tienen una gran cantidad de microbios como bacterias, hongos y virus, la mayoría de los cuales no suelen representar un riesgo para la salud. Y en la mayoría de los casos, según el Journal of Urology, un asiento de inodoro contiene menos bacterias que muchos otros objetos con los que entramos en contacto a lo largo del día.

Así es que recuerda que la probabilidad de contraer una enfermedad a través del asiento del inodoro es extremadamente baja, ¡así que no te preocupes demasiado! Y si te sientes incómoda, puedes usar el nido o cubierta de papel. En mi caso, yo ando siempre con un spray con Lysol. Recuerda que todas las superficies que tocamos como las manijas de inodoro, palancas del tanque de descarga y papel higiénico sí contienen organismos perjudiciales para la salud. Así es que si hay una real recomendación en este artículo es: Lávate las manos después de entrar a un baño público.

PS:Los expertos dicen que cada vez hay más investigaciones que sugieren que la parte más peligrosa de usar un baño público, o cualquier baño en general, es la nube de microbios que se libera al aire al descargar el inodoro. Y este ya será tea de otro artículo.

Joanna Wurmann, Corresponsal Miami, Mujer y Punto.
Para más de Miami sígueme en @miamibyjoey

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte