Lo más reciente! / Mujer Actual / Relaciones /
miércoles, 29 abril 2015

¿Es bueno o malo trabajar con la pareja?

Etiquetas: , , , , , ,

Existen muchos casos de parejas o matrimonios que trabajan juntos, si bien existe un dicho que dice “nunca hay que mezclar el trabajo con lo sentimental o familiar”,  ¿qué tanto hay de cierto?

Comencemos por las cosas buenas que puede llegar a tener trabajar con tu pareja.

Muchas relaciones que trabajan juntas pueden comprender mejor lo que el otro le cuenta. Y si surge un eventual conflicto dentro del trabajo, las personas que trabaja con su pareja tendrían un aliado seguro frente a dicho problema. Además,  uno de los integrantes de la pareja le puede advertir al otro  con facilidad sobre alguna crisis laboral o algo peligroso que éste no haya percibió y así ayudarle a abrir los ojos.

Si uno de los dos es celoso, trabajar con la pareja podría representar la posibilidad de «tener bajo control» al otro. Esto también puede ser un arma de doble filo,  porque  también se pueden presentar situaciones que despierten los celos y así generarse conflictos.

 A continuación,  las cosas negativas de trabajar con tu pareja:

No hay límites claros entre el trabajo y la vida personal. La oficina o el negocio “se mete” en la casa y la casa “se mete” en la oficina o el negocio. A diferencia de las parejas que tienen diferentes trabajos, tienen que lidiar con la tarea extra de mantener cada cosa en su lugar. Al mismo tiempo las parejas que trabajan juntas comparten “demasiado” tiempo juntos. Los extremos suelen ser negativos.

No tienen tiempo para extrañarse y eso conlleva el alto riesgo de saturarse. Uno de los dos se puede sentir condicionado por la presencia del otro y no poder ser “él mismo” en el trabajo.

El trabajo muchas veces puede ser estresante y ese estrés se comparte directamente en la pareja. En otros casos de parejas que no trabajan juntos, el otro puede ayudar a “hacer más llevadero” ese estrés, ya que no tiene el peso de compartirlo.

Siempre habrán casos y testimonios distintos, si bien existen parejas que trabajan juntas y no lo cambiarían por nada en el mundo hay otras que simplemente se terminan separando, lo cierto es que, en general, trabajar con la persona que queremos puede llegar a representar más cosas negativas que positivas, ya que son muchos los factores que se mezclan especialmente para aquellos que comparten trabajo directamente hasta en el mismo espacio de la oficina. El paso del tiempo puede ser otro factor que agrave la situación y lo que al principio podía ser positivo, como verse todos los días y compartir muchos tiempos juntos, se puede transformar en una verdadera pesadilla.

Para que esto no suceda, es primordial poder encontrar espacios individuales dentro del trabajo, como almorzar con un grupo de amigas donde no vaya él. También es muy importante acordar con tu pareja no hablar excesivamente del trabajo en casa y viceversa.

Fuera del trabajo es importante poder realizar actividades por separado que pueden darle a la pareja el oxígeno que le falta y equilibrar la sobreexposición y si estos cambios no funcionan,  quizás se requiera de una terapia de pareja que permita contener  y aconsejar ambas partes.

Periodista: Andrea Neumann Mebus

Foto de: mujeractual.pe

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte