Sexualidad /
sábado, 23 abril 2022

¿Es conveniente el orgasmo simultáneo?

Etiquetas: , , ,

El orgasmo simultáneo es una de las fantasías más comunes que comparten tanto hombres como mujeres. La idea de que ambos lleguen al clímax del placer al mismo tiempo le roba el sueño a más de uno, el problema es cuando esa idea, esa fantasía, se vuelve obsesión.

Que sea casualidad…

Es muy difícil que una pareja llegue al orgasmo al mismo tiempo, esto se debe a que cada persona es un mundo y su tiempo de excitación difícilmente coincidirá con el del otro. Sin embargo, a veces por mera casualidad sucede y ciertamente es una experiencia explosiva, pero es muy poco probable que vuelva a ocurrir y no por ello el sexo es menos placentero.

El problema del orgasmo simultáneo

Si el orgasmo simultáneo no ocurre por casualidad, sino que lo buscan con alevosía, probablemente consigan todo el efecto contrario. Si en vez de relajarse y dejarse llevar por las sensaciones de sus cuerpos, están pendientes de cronometrar sus niveles de excitación y de lo que hace o dice la pareja para tratar de coincidir de seguro será una experiencia desastrosa.

Recuerda que para una buena experiencia en la cama no basta sólo con estar presentes de cuerpo, la mente es un factor tan poderoso que si no estamos relajados y concentrados no conseguiremos disfrutar el momento. Estas podrían ser algunas de las consecuencias al presionarse para conseguir un orgasmo simultáneo:

-Para ellas: Resequedad vaginal y dolor en la penetración.

-Para ellas: fingir el orgasmo. Muchas mujeres se sienten tan presionadas por su pareja que fingen para complacerlos.

-Para ellos: eyaculación precoz o el extremo opuesto, inhibirse tanto que no pueda eyacular.

-Para ellos: problemas para mantener la erección.

¿Una experiencia inolvidable?

Conozcan sus cuerpos, hablen y sean sinceros sobre qué les gusta y cómo les gusta y bajo ningún concepto se pongan bajo presión, esa es la mejor forma de tener una experiencia inolvidable.

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte