Sexualidad /
martes, 20 abril 2021

Estas son algunas razones por las cuales puedes tener fobia sexual

Etiquetas: , , , , ,

Todos vemos la sexualidad de distinta forma, para algunos tener sexo puede ser algo común, pero para otros quizás un problema: inseguridad física, miedo al dolor o sentir que es un desafío son solo algunas de las fobias que afectan a muchas personas en el mundo. Varios consideran que al momento de tener intimidad con la pareja existen distintos factores que a veces pueden hacerlos sentir incómodos y es por esta razón que algunos prefieren mantenerse alejados de las relaciones sexuales.

El miedo al sexo o la intimidad sexual  se denomina «genofobia» o «erotofobia». Esto es más que un simple desagrado o aversión. Es una condición que puede causar miedo o pánico intenso cuando se intenta tener relaciones sexuales. Para algunas personas, incluso pensar en ello puede causar estos sentimientos.

El experto médico psiquiatra y sexólogo argentino Walter Ghedin, analizó ciertas situaciones que pueden gatillar los miedos sexuales y enumeró algunas acciones que finalmente se traducen en fobias:

  1. A tocar o acariciar el cuerpo, especialmente pechos, pezones y muslos.
  2. A mirar los genitales (los propios o los del compañero/a).
  3. A tocar los genitales de la pareja.
  4. A besar los pechos, la boca o los genitales.
  5. A la penetración vaginal.
  6. A las secreciones sexuales y olores (semen, secreciones vaginales, aliento).
  7. A la excitación sexual (propia o de la pareja).
  8. A perder el control en el orgasmo.
  9. Al sexo oral.
  10. Al embarazo.
  11. A contraer una enfermedad sexual.
  12. A la desnudez del cuerpo propio o de la pareja.

Según Ghedin las causas de las fobias sexuales pueden ser muchas por ejemplo desde creencias religiosas hasta experiencias traumáticas que estén relacionadas con el abuso sexual. La más común es la apariencia física y mencionó algunos como: «síndrome del pene pequeño, o a exacerbar un problema existente como sobrepeso, acné, psoriasis, sudoración excesiva o la ginecomastia que es el crecimiento de las mamas en el hombre».

Pero lo bueno es que las personas que las padezcan pueden ir a tratamientos sexológicos para encontrar la causa y así elaborar un diagnóstico más certero. Ghedin explicó que hay distintas técnicas que se pueden utilizar: “En algunos casos se requiere medicación para bajar los altos niveles de ansiedad, sobre todo cuando aparecen ataques de pánico o conductas fuertemente aversivas. Cuando la personalidad es temerosa existe una predisposición de base para que asienten los síntomas fóbicos, en este caso el tratamiento debe encarar los aspectos más profundos que dieron origen a esa personalidad”.

De cualquier forma esta condición tiene solución y si bien se puede reflejar de distintas formas, es importante y se debe tener consideración que buscar ayuda sería lo más sano en este caso.

Por: Catalina Grez M.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte