Mujer Actual /
sábado, 8 diciembre 2012

Fundamental: El proceso de amarse a una misma

Etiquetas: , , ,

No importa cuál es el origen de la baja autoestima, como afirma Louis L. Hays, “el punto principal a trabajar es amarse a sí mismo”. Amándose a sí mismo, se consigue que los buenos sentimientos y la buena suerte afloren sintiendo una felicidad plena. “Amarse a sí mismo es lo que hace que uno se sienta bien” afirma rotundamente la escritora.

Y por tanto, es imposible que alguien se ame a sí mismo si no se aprueba y no se acepta. Aprobarse y aceptarse implican no autocriticarse por nada.

La autoaprobación y la aceptación de uno mismo son las claves de los cambios positivos. Todo lo bueno empieza por la aceptación, y por el amor a ese ser que es el auténtico yo. Lleva su tiempo llegar a tener una relación de paz y de amor con uno mismo.

Parte importante de la autoaceptación reside en liberarse de las opiniones ajenas. Pensar en cosas que nos hacen felices, hacer cosas que nos gustan, comer lo que nos sienta bien y moverse al ritmo que presentimos nos beneficia, es el camino al cambio de quererse, de subir la autoestima.

Síntomas de una baja autoestima

Pensamientos negativos: el mundo se interpreta como un medio hostil y la persona tiene la sensación de librar una batalla en el bando de los perdedores y, con una visión “negra” del futuro.

Falta de ambición: hay una falta de entusiasmo que implica falta de objetivos, de retos, de sueños y de ilusiones. La persona no se cree capaz de superar los obstáculos y sencillamente ni se los plantea. Quizás así evitará frustraciones, pero también perderá la oportunidad de probar sus capacidades y limitaciones.

Miedo: al futuro, a sentirse en peligro, al fracaso. Ya sea debido a una causa objetiva o no, el miedo está presente siempre en las personas con baja autoestima.

Dificultad para tomar decisiones: en la vida hay que tomar decisiones constantemente, algunas más importantes que otras por el gran impacto que pueden tener en nuestras vidas. Las personas inseguras y negativas, tienden a tardar mucho más en decidir cualquier tipo de solución.

Dependencia emocional: si lo que otras personas piensan o dicen influye en la propia autoestima, estamos perdiendo el control sobre nuestras emociones. Se debe mantener la autoconfianza y valorar la propia imagen de uno mismo, independientemente de lo que otros piensen.

Estilo de vida poco saludable: la persona no se quiere lo suficiente como para cuidar de sí mismo, con cuidados higiénicos básicos, dieta equilibrada y realización de ejercicio físico.

Fuente: Codigofemme.com

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte