Sexualidad /
viernes, 29 julio 2016

Gimnasia íntima ¿Te atreves a practicarla?

Etiquetas: ,

En algunos gimnasios de países como Brasil, se ofrece un tipo de clase enfocada a mejorar el placer sexual y los orgasmos, denominada Pompoarismo. En Chile, está práctica se denomina simplemente gimnasia íntima y ya está comenzando a ser conocida.

En la parte inferior de la pelvis, se encuentra una zona llamada suelo o piso pelviano, el cual está dispuesto como una hamaca compuesta por ligamentos, fascia, músculos que van desde el pubis hasta el coxis y tiene la función de sostener los órganos que están dentro de la pelvis, como el útero, vejiga, intestinos.

Además, tiene directa relación con la micción y defecación, interviniendo en mantener la continencia de orina, fecas y gases al estar contraídos y en el vaciamiento de la vejiga e intestinos al relajarse.

Su otra función es la sexual, pues a través de los músculos Pubococígeos, los Isquicavernoso y Bulboesponjoso, que tienen inserción cercana al clítoris,  se contrae la vagina y se erecta el clítoris, produciendo un estrujamiento de este y aumentando la vascularización. Es por esto que influyen directamente en el placer sexual, mejorando los orgasmos y la sensación de roce durante la penetración.

Todas las mujeres pueden practicar la gimnasia íntima a cualquier edad, para mejorar la sexualidad o evitar disfunciones del suelo pelviano como incontinencia de orina, gases, fecas y prolapso o caída de los órganos que están dentro de la pelvis, que pueden generarse por los partos, la edad, o la disminción de hormonas.

Es importante evaluar el estado de musculatura perineal y aprender a localizarla para realizar un entrenamiento específico.

En Centro Miintimidad, contamos con  diferentes elementos para realizar gimnasia íntima, como por ejemplo pesas vaginales que se introducen en la vagina como si fuera un tampón con distintos pesos, con los que se debe contraer la vagina para evitar que esta se caiga. Este ejercicio se realiza en posición de pie y a medida que haya progreso, se va aumentando el peso y el tiempo de trabajo.

También se pueden usar bolas vaginales y un equipo llamado Biofeedback, que se utiliza para monitorizar los músculos perineales y llevar esta información a un monitor en donde se puede ver a través de diferentes gráficos como se contraen y relajan estos músculos, sirviendo como un espejo.

Los resultados son evidentes en un período muy breve y con mucha satisfacción para ambos miembros de la pareja.

Odette Freundlich
Kinesióloga especialista en Disfunciones del suelo pelviano y sexualidad
Centro Miintimidad

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte