Destacados / Lo más reciente! / Salud/fitness /
martes, 22 noviembre 2016

Hipotiroidismo: ¿Cómo saber y qué hacer si padezco esta enfermedad?

Etiquetas: , ,

¿Sabías que las enfermedades a la tiroides son 10 veces más frecuentes en mujeres que en hombres? Así, tal cual. Por lo mismo, es que creemos importante poner el tema sobre la mesa y crear consciencia de lo fundamental que es escuchar nuestro cuerpo y chequearnos periódicamente, antes de que sea muy tarde y nos lamentemos por las consecuencias de dejar pasar el tiempo.

En Chile, aproximadamente el 20% de la población tiene alguna enfermedad relacionada a la glándula tiroides, entre las que encontramos una de las más frecuentes: el Hipotiroidismo.

¿Qué significa tener Hipotiroidismo?

El hipotiroidismo es una enfermedad que afecta a la glándula tiroidea y en palabras simples, significa que no se está produciendo una cantidad suficiente de hormona tiroidea para que el organismo funcione de manera normal.

¿Cuál es la función que cumple la hormona tiroidea en nuestro cuerpo? A modo general, las hormonas que produce la tiroides mantienen el control de nuestro organismo, por ejemplo, regula nuestro consumo de oxígeno, la actividad metabólica, el crecimiento y posee un papel importante en la maduración de los tejidos.

Sus causas generalmente son enfermedad autoinmune (la más usual), extirpación quirúrgica de la tiroides, tratamiento radioactivo, hipotiroidismo congénito (al nacer), tiroiditis (inflamación de la glándula tiroides), la ingesta de ciertos medicamentos (amiodarona, litio, interferón alfa, interleukina-2 y talidomida), excesiva ingesta de yodo o hipófisis con daño.

Síntomas

Como el hipotiroidismo puede presentarse a través de variados síntomas, puede confundirse con otro padecimiento o enfermedad, por lo que la única forma de poder diagnosticarlo es mediante dos tipos de exámenes de laboratorio: TSH o T4.

Algunos de sus síntomas incluyen energía baja, enlentecimiento del cuerpo, frío, debilidad, cansancio, resequedad de la piel, mayor tendencia a la depresión, menor frecuencia cardíaca, estreñimiento, entre otros. Eso sí, si la persona ha tenido desde siempre un determinado síntoma, es menos probable que lo que tenga sea hipotiroidismo. Pero si este síntoma es repentino y se presenta como un cambio en la forma de cómo se sentía desde antes, es más probable que se trate de un hipotiroidismo.

¿Qué esperar en el largo plazo?

Aquí tenemos una noticia buena y una mala. La mala, es que lamentablemente – y en la mayoría de los casos – el hipotiroidismo no tiene cura, por lo que es una enfermedad con la que se debe aprender a vivir para siempre. Hay ciertas excepciones, como la tiroiditis viral y tiroiditis después del embarazo. La buena noticia es que si el paciente está comprometido con su tratamiento y sigue las instrucciones del médico tratante, el hipotiroidismo se puede mantener controlado, incluso sin acortar la longevidad.

El tratamiento es simple, pues consiste en reemplazar la hormona tiroidea faltante que la tiroides ya no produce y de esta forma volver normales los niveles de TSH y tiroxina. A pesar de que la glándula tiroides no esté funcionando correctamente, reemplazar la tiroxina restaura los niveles normales de hormona tiroidea y el correcto funcionamiento de su organismo.

La tiroxina sintética que se ingiere mediante comprimidos es exactamente igual a la tiroxina que produce la glándula tiroides. Con excepción de los pacientes con mixedema severo (alteración de los tejidos con acumulación de líquido, producida por infiltración de sustancia mucosa en la piel, y a veces en los órganos internos, a consecuencia del hipotiroidismo) todos los pacientes se pueden tratar de forma ambulatoria sin necesidad de hospitalizarse.

Ojo que la única precaución que hay que tener con la tiroxina es no tomarla en exceso o en poca cantidad. El hipotiroidismo se mantendrá si se toma tiroxina en poca cantidad y si se toma en exceso se pueden presentar síntomas de hipertiroidismo con la glándula tiroides hiperactiva.

Seguimiento

La TSH debe medirse entre 6 a 10 semanas después de un cambio en la dosis de tiroxina. El principal objetivo del tratamiento es alcanzar y mantener la TSH dentro de valores normales. En el caso de los bebés, el tratamiento debe tomarse todos los días y a medida que van creciendo chequear los niveles de TSH con el objetivo de prevenir retrasos en el crecimiento y retardo mental. Luego de que su médico establezca la dosis adecuada de tiroxina, se recomienda medir la TSH al menos una vez al año.

Hay ciertas situaciones en las que es sumamente importante que consultes a tu médico, ya que es fundamental para un correcto control del hipotiroidismo:

  • Si tus síntomas vuelven a aparecer o se agravan.
  • Si quieres hacer un cambio de dosis o de la marca de tiroxina o de la manera de tomar tus píldoras con o sin comida.
  • Si subes o bajas mucho de peso (puede ser una pequeña diferencia de 4,5 kilos para los que al inicio no tenían sobrepeso).
  • Si comienzas, terminas o cambias la dosis de un medicamento que pueda interferir con la absorción de tiroxina, tales como ciertos antiácidos, suplementos de calcio y pastillas de hierro. Los medicamentos que contienen estrógeno también afectan la dosis de tiroxina, por lo que cualquier cambio en una medicación de este tipo debería requerir una reevaluación de la dosis de tiroxina con su médico.
  • Si no te estás tomando todos los comprimidos de tiroxina. Debes informar en forma muy honesta a tu médico el número de comprimidos que has olvidado tomar.
  • Si no quieres seguir con el tratamiento de tiroxina.
  • Si te sientes tan bien que piensas que ya no es necesario seguir con el tratamiento de tiroxina, solo puede intentarlo bajo estricta supervisión médica. En vez de no seguir tomando tu medicación, puedes preguntar a tu médico si te puede reducir la dosis. Si aumenta tu nivel de TSH ya sabrás que requieres seguir con su tratamiento.

Las invitamos a que ingresen a www.hipotiroidismo.cl para que puedan obtener más información, recomendaciones y puedan resolver sus dudas al respecto. Recuerden cuidar su cuerpo y preocuparse siempre de él, ya que es el lugar en que habitan.

Referencia: AMERICAN THYROID ASSOCIATION®. www.thyroid.org

 

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte