Lo más reciente! / Poesía, cine, teatro, música, arte / ¡Datos y Panoramas! /
miércoles, 11 noviembre 2020

La brillante forma en que Gambito de Dama envía su sutil mensaje feminista

Etiquetas: , , ,

Bueno, para empezar, Gambito de Dama no te muestra propaganda feminista de forma directa ni descarada (Advertencia: spoilers a continuación)

En caso de que no lo hayas escuchado, Gambito de Dama de Netflix es actualmente el programa más comentado. Además, este ha logrado convertir el tedioso juego de ajedrez en uno de los dramas más cautivadores y bellamente escritos de este año. Incluso si eres alguien que detesta la narración lenta o no tienes la más mínima idea de cómo jugar el juego de estrategia, te encontrarás completamente absorto en la serie directamente desde el piloto.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Netflix Latinoamérica (@netflixlat) on

Basada en la novela de 1983 del mismo nombre de Walter Tevis, Gambito de Dama fue creada y dirigida por Scott Frank, el mismo hombre que escribió el guion de Out of Sight y Logan. El programa muestra a Anya Taylor-Joy como la protagonista, Beth Harmon, una huérfana que finalmente descubre su pasión por el ajedrez después de que el conserje del orfanato, el señor Shaibel, le enseñara a jugar. Es aquí donde también desarrolla una adicción a las drogas, lo que la ayuda a «visualizar» sus juegos.

Beth rápidamente demuestra ser un prodigio del ajedrez, y finalmente la vemos aniquilando a un oponente tras otro en varias competiciones de ajedrez, antes de ganar fama internacional como una jugadora altamente capacitada.

Estas son las series de Netflix que no te puedes perder

A primera vista, Gambito de Dama parece un espectáculo elegante, impulsado por la heroína, que hace que el ajedrez se vea sexy. Al profundizar en el drama, descubrirás un sutil mensaje feminista, delicadamente entretejido en la historia. El elemento femenino en este programa no te golpea en la cara, lo que puede ser un alivio para algunos. En cambio, se toma su tiempo para conquistarte con una escritura excepcional y un encanto irresistible, tomando hábilmente una palabra altamente estigmatizada y convirtiéndola en una obra de arte conservando su verdadero significado.

No te acosa con la propaganda feminista.

El principal problema de las películas, los programas o las escenas feministas es que el abrumador grito de guerra del «poder femenino» a menudo ahoga cualquier otra cosa sustancial, reemplazando el mensaje de «las mujeres son geniales, las mujeres son fuertes»  por el de  ¿Quién necesita hombres?

View this post on Instagram

 

A post shared by Netflix Latinoamérica (@netflixlat) on

Sí, lo entendemos. Pero el objetivo del feminismo no es un juego de poder, sino mostrar realmente de lo que somos capaces y que invite al respeto y a la admiración de la gente, independientemente del género.

Hay una escena en particular en la que Beth es entrevistada por una reportera de la revista Life, y le preguntan qué se siente «ser una niña … Entre todos esos hombres». Si la chica respondiera con algo como «empoderada» o «sintiéndome fuerte, pero temerosa», eso solo jugaría con el tropo usado en exceso de la mujer que solo es genial porque está ganando en un juego dominado por hombres. Pero adivinen qué, a ella no le importa y, en cambio, simplemente responde con «No me importa». Beth es un personaje que existe fuera de la sociedad del «club de chicos» y no entiende por qué su género tiene algo que ver con su independencia. Obviamente, está desconcertada por qué los medios optan por resaltar su género en lugar de su destreza para jugar al ajedrez.

Beth es naturalmente feminista, especialmente durante los años 50 y 60 en Estados Unidos, y es una mujer que abraza tanto su inteligencia como su feminidad. No se preocupa por los desafíos y prejuicios que tiene que enfrentar como chica en una comunidad dominada por hombres, ni lo critica a nadie, lo que nos lleva al siguiente punto:

Hombres contra mujeres: como el ajedrez, no siempre es competitivo.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by THE QUEEN’S GAMBIT (@thequeensgambitnetflix) on

«El ajedrez no siempre es competitivo, el ajedrez también puede ser hermoso», dice Beth en la serie. Un error común sobre el feminismo es que se ha adjuntado al mensaje de que las féminas somos indiscutiblemente superiores a los varones. El hecho de que yo, como mujer, pueda asumir el papel de hombre, no significa inherentemente que soy «mejor» o más evolucionada que tú. No debo ganar contra ti porque eres un hombre.

También te podría interesar: Todo lo que necesitas saber sobre Ratched, la serie de Netflix

Una vez más, Beth Harmon es una mujer que no escatima en nada en estas cosas. Ella no está jugando para ganar contra los hombres, solo busca convertirse en la mejor jugadora de ajedrez, punto. De hecho, finalmente encuentra respeto, reconocimiento y camaradería entre los varones que la rodean, desde antiguos oponentes como Harry Beltik (Harry Melling) y Benny Watts (Thomas Brodie-Sangster), hasta su competidor más feroz, el Gran Maestro ruso Vasily Borgov (Marcin Dorociński). Al final, se necesitaron de todos sus seres queridos, tanto masculinos como femeninos, para ayudarla a superar sus propias luchas y llegar a la cima.

¿La conclusión del asunto? Por más vergonzoso que parezca, debemos hablar de trabajar juntos, en lugar de uno contra el otro.

Mujeres que luchan contra el alcoholismo y el abuso de drogas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by THE QUEEN’S GAMBIT (@thequeensgambitnetflix) on

Desde los escritores parisinos de la década de 1920 hasta la relación de Vincent Van Gogh con la absenta, el genio, la adicción y la locura han ido de la mano. Solo escucha (o lee) sobre las mentes brillantes masculinas y su lucha contra el alcoholismo o el abuso de sustancias. ¿Mujeres? No tanto. Simplemente porque no es un espectáculo agradable para ellos.

En Gambito de Dama, vemos a Beth siendo peligrosamente dependiente de los tranquilizantes desde una edad temprana, pasando de irrumpir en el escondite del orfanato a robar la mitad de una botella de su madre adoptiva. Con el tiempo, también se convierte en una alcohólica, a la que a menudo se la ve guardando botellas y latas hasta llevarla al hoyo más profundo.

Beth muestra que la adicción no es solo un problema de hombres, también es un problema de mujeres, y no debe romantizarse como un problema sexy.

El feminismo no es un pony de un solo truco.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by THE QUEEN’S GAMBIT (@thequeensgambitnetflix) on

Hagamos una mención especial a la madre adoptiva de Beth, la Sra. Alma Wheatley (Marielle Heller). Gambito de Dama se desarrolla entre los años 50 y 60, años en que se esperaba que las mujeres solo se identificaran como esposas y madres. Se les disuadió de tener trabajos u otros intereses que pudieran distraerlas de sus tareas domésticas, y aunque a muchas no les gustaba particularmente este papel, hay algunas que, hasta el día de hoy, están perfectamente de acuerdo y cómodas con él.

Sí, Alma luchó cuando su esposo decidió abandonarla a ella y a Beth. Sí, solo logró sobrevivir gracias a las habilidades de su hija adoptiva. Pero antes de que comencemos a criticarla por ser antifeminista, recordemos rápidamente una de las cosas clave que representa el feminismo: las opciones.

Puede que Alma no sea el ídolo que algunas mujeres modernas aspiran a ser, pero también es una señora que ha vivido cómodamente en su tiempo y está de acuerdo con eso. Y no olvidemos que finalmente asumió la responsabilidad de convertirse en una madre solidaria para Beth, a pesar de no comprender completamente las acciones que tomó esta última y el mundo que quería cambiar.

Una reina no necesita gritar el hecho de que lo es.

La belleza de Gambito de Dama es que, si bien expresa temas feministas, lo ejecuta con elegancia y no de una manera violenta e insultante. La indiferencia de su heroína por el hecho de que es una mujer encantadora que juega lo que se percibía como «un juego de hombres» en «un mundo de hombres» es lo que atrae a la audiencia, tanto masculina como femenina, hacia ella y al espectáculo.

Fuente:firstclasse.com.my

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte