Lo más reciente! / Relaciones /
jueves, 18 diciembre 2014

La carta de una mujer a la madrastra de su hija que ha emocionado

Etiquetas: , ,

Me encontré con una carta que me emocionó. Me encantó la capacidad de integrar y amar que se lee en esas letras. Una madre que en vez de rivalizar a su hija con su madrastra, agradece que sean unidas. Una madre que no solo respeta a la nueva pareja de su ex, si no que además la valora.

Candance Curry es una mujer norteamericana de 39 años quien decidió hacer frente en forma positiva al hecho de que su ex se volviera a casar y que esa nueva mujer sería parte importante de la vida de su hija.
Al ver que Ashley Parish, de 29 años, era amorosa con su hija, la cuidaba y protegía…decidió agradecerle.

Curry decidió escribir una carta abierta a Ashley en su blog Women With Worth, donde reveló sus sentimientos y temores más profundos sobre el nuevo personaje que había llegado a sus vidas.
La declaración fue subida a Facebook y rápidamente se ha viralizado. Las invitamos a que la lean, se van a emocionar….

«Yo nunca quise que estuvieses ahí. Tú nunca fuiste parte del plan. Cuando era chica y soñaba con una familia, ésta nunca te incluía. Yo no quería la ayuda de otra familia para criar a mi hija. El plan era que mi familia me tuviera a mí, a un papá y a nuestros hijos, sin ti..
Dudo que tú quisieras tenerme en tu vida. Dudo que tú planearas ser la madre de una niña que no pariste. Apuesto a que tu plan de familia te incluía a ti, a un papá y a sus hijos juntos, no a mi hija y a mí. Estoy segura de que soñabas que el día en que te convertirías en madre sería cuando dieras a luz, no cuando te casaras con tu marido. Estoy segura de que no contabas con que yo estuviese acá.
Pero Dios tiene planes que exceden los nuestros, y cuando mi pequeña familia se disolvió para formar dos distintas yo sabía que ibas a aparecer. En mi cabeza, tú serías una bestia terrible y mi hija nunca iba a quererte como madre. Esperaba que fueras poco atractiva y que mi hija no te admirara. Que su papá supiera que se estaba conformando con alguien peor que yo.
Esa maldad surgía porque no podía soportar la idea de que otra mujer fuera la madre de mi hija cuando yo no estuviese cerca. Pero después llegaste. Y debo admitir que me dio un poco de celos, porque no eras lo que pensé que serías. Se suponía que fueses asquerosa, ¿te acuerdas? Pero no lo eras, eras increíblemente linda.
Aceptaste a mi hija desde el principio (de la relación) y la amas a ella y a su papá incondicionalmente, y eso es una bendición para nosotros. La incluyes en todo lo que hacen y la haces sentir aceptada y amada, y pones su relación con su papá por encima de la tuya, y solo una mujer valiente y con coraje sabe cómo hacer eso de manera decorosa.
Estoy agradecida porque estás ahí cuando yo no estoy. Estoy agradecida porque la soportas, aunque es adolescente. Siempre respetaste mi posición como madre y aprecio que me consultes cuando no estás segura de si estás haciendo lo correcto con ella.
“Debido a tu coraje para criar a nuestra hija, ella va a crecer como una mujer fuerte, mejor. Va a crecer sabiendo que una derrota en un área puede ser una victoria en otra. Yo no te veo como mi reemplazo para cuando no estoy cerca. Tú eres su madre cuando está con contigo, y cuando está conmigo.
Sé lo que es cuando una madre no puede aceptar el hecho de que su hija tenga una madrastra y estoy agradecida porque nosotras pudimos superarlo y hacer lo correcto para nuestra hija. Gracias por ser tan madura y respetuosa para co criarla. Prometo siempre tener en cuenta tu opinión con respecto a ella.
Prometo nunca minimizar tu rol en la vida de nuestra hija, ni hacerte sentir como si no fueses quien la está criando. Mujer preciosa, eres una extraña y valiosa gema. Que Dios te bendiga, te quiero”.

Foto de: Biobiochile

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte