Chile / Lo más reciente! /
lunes, 28 septiembre 2015

La Consentida: la cueca que no pasa de moda

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

En Chile no existe ningún 18 de septiembre que no se baile la cueca más conocida de la historia, “La Consentida”, creada por el famoso compositor nacional, Jaime Atria Ramírez, (1919-1984), quien presentó la canción a principios de los años 60 en el El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, donde ganó la competencia folclórica.

En la actualidad, desde hace un par de semanas se encuentra circulando en la televisión chilena la campaña de la Ley Emilia, sobre el peligro de conducir bajo los efectos del alcohol en este 18. En éste, una madre canta el tema «La Consentida”, muy emotivamente, pero ¿Quién es verdaderamente una de las consentidas de este brillante cantautor?

 La Consentida es rockera hasta la médula

Su nombre es Magdalena Atria, es la hija menor, el “conchito”, del famoso compositor a quién la prensa y el público chileno cariñosamente la han llamado como “La Consentida de Chile” y “La Rockera Consentida”. Ella siguió los mismos pasos artísticos de su padre y conformó un dúo de rock-pop llamado “Delisse”, junto a su pareja el músico Cristián Moya, logrando muchísimo éxito y difusión en MTV.

FB_IMG_1442965866991

¿Qué se siente ser identificada como la consentida de Chile?

Definitivamente es algo que me emociona mucho y que agradezco enormemente. Fui su «conchito», fui la última de sus consentidas, (por decirlo de alguna forma) , y llegué a revolucionar su vida y la de mi mamá, Gloria Spoerer, siendo la hija única de su segundo matrimonio y por eso fui muy regalona. Me sentí profundamente amada por mi papá y me convertí así en una «consentida chica» y en la única de sus hijas que siguió sus pasos en la música.

¿En qué crees que se inspiró tu padre para escribir la letra de esta canción?

Quizás su inspiración fue la mujer en general, o alguna experiencia vivida, no lo sé. Y como yo nací muchos años después, prefiero contarte lo que mi propio viejo contó textualmente sobre «La Consentida» en una entrevista que tengo de hace muchos años. Él contó que la compuso en sólo 11 minutos y que cuando la inspiración estaba ahí, no necesitaba más tiempo para escribir una canción.

Además, fue la primera cueca en ser compuesta en tono menor, en La menor. Y, algo muy curioso, dijo que la tituló con 5 sílabas, ya que el número 5 era sinónimo de éxito y buena suerte en su vida, ya que todas sus creaciones exitosas tenían el número 5, ya sea en letras, palabras o sílabas y así él mismo ejemplificó: «La Consentida», su otra cueca «La Violeta y La Parra», su clásico bolero «Noche Callada» y su propio nombre: Jaime Atria (tanto nombre, como apellido, con 5 letras cada uno).

¿A qué crees tú que se debe el éxito de la canción?

Creo que su éxito se basa en que tiene una melodía bellísima y que su letra representa a muchas mujeres y a hombres que se las dedican y eso la hace súper amigable con el público, es transversal, la conocen desde niños hasta abuelitos, personas de todas edades, clases sociales, estratos económicos y posturas políticas, porque nunca se politizó, traspasó todo eso.

Justamente por eso es tan querida por los chilenos y tan reconocida, que incluso, es la primera canción que se programa en muchas radios, (incluso juveniles) para el Año Nuevo y la tocan justo después de nuestro Himno Nacional.

¿Consideras que la letra de La Consentida es adecuada para la campaña de la Ley Emilia?

Si, la campaña de Conaset para la «Ley Emillia» sin duda fue un acierto con «La Consentida» y la adaptación de su letra para el caso real de la campaña, el de la niñita Rayún, que murió atropellada por un conductor ebrio, en la calle Irarrázaval en Fiestas Patrias y su madre le canta a su niñita consentida.

Saber que era un caso verídico me llegó al corazón, como así mismo, el caso de la pequeña Emilia en su momento y sé que mi papá estaría feliz de que su amada cueca haya sido utilizada con el propósito de evitar que existan otras «Rayún» y otras «Emilia».

¿Por qué decidiste dedicarte al rock y no al folclore?

Uno no puede «decidir» qué estilo de música te hace vibrar y te toca la fibra, simplemente, sucede de manera natural, sin buscarlo. A pesar de nacer en un ambiente folclórico, siempre sentí una fuertísima atracción hacia el Rock. Me veo de muy niñita escuchando a Ozzy y a Kiss. Desde muy niña me llamaron poderosamente la atención las bandas norteamericanas de «rockeros chascones» que tocaban y cantaban llenos de energía, cojones y actitud. Y es que, eso es el Rock: ¡Energía! Y su energía es afín con mi propia energía y con mi actitud en la vida y mi actitud en los escenarios. 

¿Te gustaría incursionar en el estilo folclórico?

La verdad es que soy rockera hasta la médula, pero para estas Fiestas Patrias 2015, compuse junto a mi partner en mi dúo Delisse, una cueca como homenaje a mi papá y le escribí la letra a él. La llamamos «DE TU MANO» y en esta cueca le digo que sé que él está siempre conmigo, que me cuida desde el cielo, que siento fuertemente su mano en cada paso, en todos mis sueños y que sé que me viene a ver para estar conmigo.

¿Cuál es el instrumento folclórico que más te gusta?

El Arpa. En mi casa mi papá tenía un arpa y cada vez que veo ese instrumento me lleva a mi niñez, a esa casita de cuentos con mis viejos, llena de música y de vida. Crecí escuchando los sonidos del arpa, de la guitarra, del piano y sus acordes y melodías fueron parte de mi vida desde que llegué a este mundo.

Si quieres conocer más a la hija del compositor la puedes seguir en Instagram y Twitter, ambos son @maidaatria. Su música la puedes buscar bajo el nombre de «DELISSE» en Spotify, Deezer, ITunes y Amazon.

Por Andrea Neumann

Foto: Rod Pinto Hoffmann

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte