Relaciones /
miércoles, 25 marzo 2020

La controversial carta de una mujer a los hombres del mundo

Etiquetas: , , ,

Queridos hombres:

Queremos que sepas que respetamos al hombre que eres hoy y que lo honramos por ser como es. Si encuentras que las mujeres  somos difíciles de entender, te aseguró que no somos tan complicadas como crees.

Aquí te dejo unas explicaciones para ayudarte en tus futuras relaciones

1) AMAMOS que puedas resolver nuestros problemas.

Tus soluciones nos importan y sabemos que eres es un gran solucionador de problemas. Sin embargo, la mayoría de las veces, cuando estamos hablando contigo lo que necesitamos es expresar nuestras emociones y dar un suspiro de alivio cuando eres lo suficientemente fuerte como para estar presente durante la tormenta y sobrevivir a ella.

CUALQUIER hombre puede ofrecerse a resolver nuestros problemas, y de hecho, muchos lo hacen. Pero son muchos menos quienes pueden estar presentes durante nuestros conflictos y sentir nuestro corazón.

2) Las mujeres a menudo se comunican directamente desde la emoción.

Tú dices la verdad, pero nuestra verdad femenina son nuestras emociones. Entonces si decimos; «¡Oh Dios mío! ¡Es terrible! ¡Lo que sucedió esta noche en la fiesta. ¡Fue HUMILLANTE! – Si tú nos dices: «no es vergonzoso», nos sentiremos un poquito mejor que si te marchas porque tiene miedo de estar con nosotros.

Sin embargo, es MUCHO mejor si te das cuenta de que, efectivamente,  tienes razón y que lo que nosotras quisimos decir no es exactamente lo que dijimos.

Nuestras palabras provienen de un sentimiento, por lo que sentimos mucho cuando se nos olvida agregar: «ME SIENTO humillada». La verdad esa es nuestra realidad aún cuando ésta no sea la tuya.

3) CUALQUIER sentimiento que tengamos pasará.

Lamentamos que sea tan aterrador cuando estamos molestas. Sin embargo, no se trata de ti. Pareciera ser así. Pero, en realidad, ningún sentimiento es permanente.

Cuanto más humor encuentres en nuestros sentimientos y comparta ese humor con nosotras, más rápido pasarán los enojos. Muchas veces sentimos menos la necesidad de aferrarnos a los malos sentimientos sólo para tratar de llamar tu atención.

4) Sé que lo que debes hacer como hombre es buscar sexo sin ataduras

También sabemos que muchas mujeres están dispuestas a darte ese tipo de sexo. Pero te respetaremos más si también admitieras que el sexo sin ataduras, cuando se hace varias veces con la misma mujer, puedes lastimarla profundamente. Recuerda que sus hormonas son diferentes a las tuyas, y ella puede apegarse bastante rápido, sin ninguna mala intención.

Sí, ella debería «saber» controlar sus propias acciones, estoy de acuerdo. Sin embargo, serías más hombrecito y más confiable si tomaras en cuenta los sentimientos de las mujeres y las diferencias inherentes cuando salgas en búsqueda de una conquista.

5) Un hombre que vive solo para él produce rechazo en las mujeres.

Un hombre es mucho más sexy cuando es capaz y está dispuesto a tomar en cuenta la situación y los sentimientos de otras personas y actuar en consecuencia.

6) Hacer que una mujer confíe en ti puede ser difícil.

Lamento que sea difícil, pero al final ella confiará en ti, al menos la mayor parte del tiempo (porque no puede ser todo el tiempo y en cada momento).

7) A menudo comunicamos nuestras necesidades indirectamente. Lo odias, pero a la vez lo amas.

Sé que no quieres ni te gusta tener que estar “descifrando” las necesidades reales de cada mujer tras sus vagas comunicaciones, pero por la mujer que amas, harías cualquier cosa, ¿verdad?

8) Sin embargo, realmente no tenemos malas intenciones. Da miedo cuando necesitas tiempo para ti.

Porque el tiempo para ti podría significar días, semanas, incluso meses sin contacto cercano. Sé que parece necesitado. Pero cuanto más confíe en ti una mujer, y cuanto más te quiera, más difícil será para ella NO sentir miedo y dolor cada vez que estés ausente.

Si estamos tensas y heridas cuando regreses, lo sentimos mucho, es sólo que todo el tiempo que estuviste lejos, sentimos que nos íbamos a morir. Literalmente.

9) Lamentamos hacer mucha referencia al pasado.

No lo hacemos por malas. Es sólo que… recordamos detalles sobre cosas que tú has olvidado hace mucho tiempo. Nosotras asociamos una emoción a los recuerdos y eso hace más difícil que olvidemos las cosas

10) Cuando decimos «¡déjame SOLA! ¡Te odio!» y nos vamos, no queremos decir que nos dejes en paz.

A veces sí nos referimos a dejarnos un rato solas. Pero en otras ocasiones, nuestros cuerpos están ansiosos por esa deliciosa sensación cuando vienes caminando detrás de nosotros de todos modos, diciendo: “¡Ven aquí!

11) Sabemos que hay hombres más grandes, más altos, más fuertes y más ricos.

Pero una de las principales razones por las que nos fijamos en esas cosas (cuán rico, alto, guapo y confiado es un hombre) es porque sentimos que la energía masculina de ese hombre no es fuerte.

Cuanto más débil es la energía masculina de un hombre, más exigentes somos. Y la mayoría de nosotras no lo sabemos conscientemente, así que la mayoría de las mujeres solo dirán: «es demasiado bajo» o «es demasiado rubio para mí».

12) Las mujeres te fastidiaran, arruinarán tus «planes bien pensados» y no respetarán tu horario. Eso ocurrirá no importa lo que hagas. No puedes controlar todo.

13) Tenemos dos cromosomas X.

Recuerda la próxima vez que pienses que nos falta integridad o que creas que estamos mintiendo. En realidad estamos siendo muy sinceras, pero con nuestras emociones. Eres libre de salir con otro hombre, ¡recuerda eso!

14) Siempre que estés en una conversación con tu mujer y pienses “¡SÍ! ¡Esta conversación va a alguna parte por PRIMERA VEZ! – Probablemente no sea así.

Hablamos contigo sólo por el placer de conectarnos, compartir y hablar; porque es energía. Eso es lo que hacen las mujeres: compartimos energía y hablamos. La conexión a través de la conversación hace que nuestro cuerpo se sienta vivo y que las mariposas vuelen en nuestras barrigas.

Nuestras conversaciones rara vez tienen un punto o propósito desde una perspectiva masculina. Nos gusta de esa manera. Nos hace felices y nos hace reír. Nos quieres felices, ¿no?

15) Todo lo que las mujeres quieren requiere mucha energía.

Pero todo lo que los hombres quieren requiere mucha energía también. Sus luchas y dolores al tratar con las mujeres no son peores que nuestras luchas y dolores al interactuar con los hombres. Sólo son diferentes.

16) Aquí hay una posible prueba para ver si tienes una buena mujer a tu lado.

Sin embargo, haz la prueba varias veces antes de decidir que ella no es para ti. Ya que, como dije antes, a ella le tomará tiempo confiar para responderte con amor.

Cuando encuentres un momento en el que no sabes lo que estás haciendo con tu vida, o no estás seguro de algo, en lugar de pretender que sabes lo que estás haciendo (siempre nos damos cuenta si no lo haces). Dile con total certeza: «No sé a dónde va mi vida en este momento».

Si ella se asusta, te critica o se cierra, inténtalo de nuevo varias veces. Dale varios meses, tal vez un año. Quizás más. Si todavía responde mal, tal vez sea mejor que te busques otra novia

17) Cada vez que necesites dejarnos o si tienes algo importante que hacer durante una hora, un día, una semana o incluso meses … nos hace sentir mucho más seguras si vienes a nosotras de forma derecha y dices: «Ahora voy a hacer algo de trabajo. Volveré en tal y tal tiempo. Igual te voy a amar aun cuando esté fuera. (Guiñale el ojo o bésala) «.

Sé que es difícil para ti aprender a decir eso, ya que no está en tu naturaleza a menos que lo hayas practicado muchas veces. Pero, ¿cuánto te importa realmente su lealtad y confianza en ti? ¿No vale al menos un poco de esfuerzo?

Y, tú qué opinas? estás de acuerdo con la autora?

Fuente:TheFeminineWoman.com

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte