Fitness/Salud / Lo más reciente! / Mujer Actual /
miércoles, 10 junio 2015

La Copa de los kilos

Etiquetas: , ,

 Entre tres y cinco kilos puede llegar a subir una persona durante los festejos de la Copa América, considerando las celebraciones con asados y alcohol.

La Copa América no solo es sinónimo de fútbol y deporte, sino también de reuniones sociales y entretención, y en el caso de los chilenos, del infaltable asado acompañado de una buena cuota de alcohol.

“Durante estos festejos aumenta la cantidad de calorías que las personas consumen, ya que la dieta se basa en comidas más calóricas, como las carnes grasas, de cerdo, además de las abundantes masas y alcohol, lo que se puede traducir en un aumento de peso de entre tres y cinco kilos”, comenta la coordinadora de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico, Silvana Saavedra.

La pregunta es entonces, ¿cómo evitar un excesivo aumento de peso sin dejar de disfrutar?

“No es necesario prohibirse ningún producto, pero sí hay que controlar la cantidad. Se puede probar de todo, pero en pequeñas cantidades. La clave es aprender cómo, cuándo y cuánto comer. Es decir, se debe hacer una selección más inteligente de los alimentos”, sugiere Saavedra.

Por ejemplo, la experta de la Universidad del Pacífico dice que dentro de las carnes rojas se recomiendan los cortes que tienen menos grasa, como el filete o el lomo liso. “En cuanto al choripán, se puede consumir, pero con moderación y en lo posible con pebre, para evitar la mayonesa”, indica.

Otra buena técnica que recomienda la nutricionista es acompañar las carnes con abundante ensalada e intercalar las bebidas alcohólicas con otras no alcohólicas sin azúcar. “Lo ideal es consumir vino tinto en cantidad moderada, en reemplazo de alcoholes destilados como pisco, vodka o ron. El vino aporta menos calorías y contiene  componentes antioxidantes, pero siempre con moderación”, advierte.

Y como muchas veces los asados no coinciden con el horario normal de las comidas, sino con el de los partidos, la docente platea que no es recomendable dejar de comer para “hacer hambre” para el asado, ya que son es precisamente en esos momentos de ayuno prolongado en los que el cuerpo comienza a guardar la energía en forma de grasa. “Por ejemplo, en caso de comer un asado a las cinco de la tarde, se recomienda tomar un buen desayuno y una comida liviana al mediodía. Además, se debe evitar comer alimentos altos en grasa por la noche, al menos dos horas antes de dormir”, agrega.

Para compensar la alta ingesta calórica, recuerda que es bueno realizar en forma rutinaria, incluso el día del asado, alguna actividad física. “Tienen que saber que el esfuerzo es antes y después, ya que cada kilo aumentado puede llegar a significar, dependiendo de la persona, hasta un mes de esfuerzo para lograr perderlo, porque lo que se sube en estos días es grasa principalmente”, advierte.

“Por ello es necesario combinar un plan de alimentación lo más balanceado posible, con un programa de actividad física regular”, finaliza la docente de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte