Lo más reciente! / Miami / Viajes / ¡Datos y Panoramas! /
lunes, 18 abril 2022

La frutillas son más dulces cuando las cosechas tú en The Berry Farms

Etiquetas: , , , ,

Siempre he dicho que en Miami hay muchas cosas para hacer, pero a veces hasta yo misma me sorprendo. Hace unos días viví lo que ha sido, para mí, una de las experiencias más bellas e inusuales que me ha tocado en la Ciudad del Sol: ¡Fui a cosechar frutilla y girasoles! Si hasta el día de hoy no lo has hecho, te recomiendo no perder la oportunidad en tu próximo viaje al Sur de la Florida, ya que además te tengo el lugar perfecto donde hacerlo: The Berry Farms.

A sólo 45 minutos del centro de Miami (En Redland), The Berry Farms ofrece, desde 1956, un pedacito del campo a quienes viven o visitan Miami. Ya desde el camino hacia la granja la experiencia es única. Rodeada de viveros de plantas y una vegetación que te hará olvidar el ruido y el trajín de la ciudad, este lugar te transportará a otros tiempos, aquellos donde todo parecía más sencillo y la belleza del entorno y el trabajo con la tierra eran los principales aliados del ser humano.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Joey | Miami Guide (@miamibyjoey)

Al llegar, la primera impresión fue más de parque infantil que de granja, pues aquí una buena parte del terreno está dedicado a los niños, donde éstos pueden correr y jugar libremente entre los inflables, la carrera de obstáculos, el área de juegos del castillo, el barco pirata, el pajar y las telarañas. Sin embargo, no te dejes engañar, este lugar es mucho más que un parque de diversiones. Esta familia que lleva más de 3 generaciones trabajando la granda ha pensado en todos, incluso en nuestras adoradas mascotas.  Desde la Fiesta de la Cosecha, que se realiza entre fines de septiembre y el Día de Acción de Gracias, hasta el Día de la Madre, pasando por el Festival de la Frutilla, de la Cerveza y, por supuesto, de Invierno, este sitio provee las “excusas” perfectas para celebrar, todo el año, la vida y los productos de la tierra.

Pero bueno, después de tanta celebración y excusas para festejar, se me está olvidando contarles mi experiencia. Al llegar, como dije anteriormente, tuve la impresión que esto era más para chicos que para mi grupo de amigas, con las que había venido en búsqueda de un escape de la monotonía semanal. ¡Pero qué equivocadas estábamos!

Lo primero que nos llamó la atención fue el mercado lleno de bellas frutas y verduras frescas y orgánicas. Creo que es la primera vez en Miami que olía un tomate como aquellos que comía cuando era pequeña: ¡con olor a tomate! Melones, pimentones, berenjenas y ajíes son algunos de los productos orgánicos que aquí se venden. Y si deseas miel, mermeladas o conservas naturales, éste es el lugar donde comprarlas. Acá todo tiene otro gusto, de hecho, probamos el batido de frutilla y la intensidad del sabor era sorprendente. Nada congelado, todo fresco, cultivado en forma natural y con mucho amor.

Después del delicioso batido nos dispusimos a cosechar frutillas. Aun cuando ya la temporada está terminando, quedaba mucha fruta por cultivar. Nuevamente, el color, olor y sabor de éstas era diferente: más potente, fresco y dulce. Aun cuando se nos hacía agua la boca por seguir comiendo, cada una lleno su cajita con bellas fresas (USD3, 50 la Libra) para llevarlas a las casas y poder sorprender a nuestras familias.

Una vez que estábamos listas, caminamos hasta los campos de Girasoles. La visión parecía salida de un cuento de hadas. El verde y amarillo se adueñaron del paisaje, creando un fondo perfecto para sacar fotografías. El ambiente nos inspiró, corrimos entre las plantas y los celulares hacían clic a cada segundo, inmortalizando las posturas románticas de algunas y divertidas de otras. Así se nos pasó rápidamente la mañana jugando y retratando todo lo que veíamos (incluso las abejas). Pero pronto el calor y el hambre interrumpieron nuestra creatividad artística, poniendo fin a la sesión. (Les recomiendo llevar ropa ligera y cómoda, sombreros y mucha agua).

Aun cuando durante la semana, la oferta de comida es un poco más limitas, acá encontrarás hamburguesas, Tostadas de palta, hot dogs, chicken tenders, papas fritas y wraps, esto era suficiente para nosotras. Había algo para cada quien. Y siguiendo la tónica de las horas anteriores, el tomate y la palta nos sorprendieron por su sabor. (Ya sé que lo he repetido bastante, pero estaba tan rico). Claro que, durante los fines de semana, la oferta aumenta, pues también ofrecen tacos y una deliciosa barbacoa.

Si deseas disfrutar más de la fruta de la Granja o un postre, acá además de los batidos, también ofrecen jugos naturales y postres como un delicioso Pecan Pie, waffles y brownies, los que puedes acompañar con un café o una colada cubana. En caso de que el calor te provoque una cerveza, por supuesto que acá las encontrarás bien heladitas…y obvio el buen vino tampoco puede faltar

Como ves acá tienes de todo para pasar un día divino. Ya sea que vienes con tus amigas, en una cita romántica o con toda la familia. Te recomiendo, además, revisar el sitio web de la Granja antes de planear tu visita, ya que constantemente tienes eventos como el Festival de la Frutilla o de la Cerveza y te aseguro que no te los querrás perder. Claro que, si como nosotras, prefieres ir cuando no hay tanta gente, entonces agarra tu auto y maneja hacia el sur, pues ésta está abierta de lunes a domingo.

The Berry Farms, 13720 SW 216th Street, www.visittheberryfarm.com
Lunes – jueves 10 a. m. – 18:30 p. m.
Viernes- domingo 9:00 -19:00
Los Tickets comienzan en USD11 para los adultos y USD9 para los niños (durante la semana)

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte