Belleza / Fitness/Salud / Lo más reciente! /
martes, 11 agosto 2015

La importancia de la alimentación en la caída del cabello

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

[adrotate banner=»6″]

A las mujeres nos encanta lucir un cabello radiante, sano y brillante. Un cabello que se ve sano ayuda muchísimo a que nos veamos saludables y bellas. Buscando información sobre tratamientos capilares, me encontré con un blog que me encantó: CABELLOS Y HIERBAS. Me gustó la información que entregan porque además de ser muy diversa, es bastante específica. Por lo mismo es que les quiero compartir un artículo de cabellos y hierbas que me llamó la atención ya que trata sobre la importancia de la alimentación en la caída del cabello. Es cierto que hay diversos tratamientos y productos en el mercado que nos ayudan, pero no debemos dejar de lado los efectos que se producen como consecuencia de una buena o mala alimentación. 

El cabello se cae por diversas razones: ya cumplió su ciclo, por alguna enfermedad u operación, por stress, etc. Sin embargo, cuando el cabello se cae sin razón aparente puede ser bastante preocupante. Si no padezco ninguna enfermedad y no estoy estresada ¿por qué se cae mi pelo?. La razón puede ser la falta de algunas vitaminas esenciales en el crecimiento y salud del cabello. Es por esto que siempre hay que mantener una dieta balanceada para no sufrir descompensaciones.

Hierro: El hierro ayuda a llevar oxígeno a las células, incluidos los folículos capilares, lo que es vital para su regeneración y crecimiento. Además, puede prevenir el quiebre, haciendo que el cabello sea más fuerte. Podemos encontrarlo no sólo en la carne, sino que también en las semillas de chía, espinacas, lentejas (mis favoritas), quínoa, etc. Lo ideal es acompañar su ingesta con vitamina C: una buena idea sería comer una rica ensalada de espinaca con mucho jugo de limón. Maravilloso. Por si acaso, la vitamina C facilita la absorción de hierro en el organismo.

Omegas: los omegas 3, 6 y 9 son parte esencial de la alimentación porque el cuerpo no puede producirlos por si mismo. Si se está en una dieta sin grasas, éstas no pueden quedar fuera porque a diferencia de las grasas saturadas, los ácidos grasos esenciales (donde se encuentran los omegas) son vitales para prevenir enfermedades cardiovasculares, además de regular el colesterol. Para el cabello y la piel son primordiales porque ayudan a mantener la vitalidad y el brillo. Consumir pequeños puñados de almendras, nueces o maní a diario es suficiente. También se pueden encontrar en el aceite de oliva, atún y semillas de chía o linaza.

Sulfuro: el sulfuro es un mineral que ayuda a limpiar la piel y reduce los signos del envejecimiento a través de la producción de colágeno. Su consumo gracias a las cebollas, el cacao puro, el ajo, paltas, huevos, plátanos, etc. ayudará a producir más queratina, que fortalecerá el cabello y las uñas.

Zinc: el zinc es responsable de regenerar los tejidos porque es parte de funciones enzimáticas y dentro de ellas se encuentra el crecimiento del cabello. Se puede encontrar en las lentejas, frutos secos, ostras y huevos. También venden suplementos, pero siempre hay que consultar primero al médico respectivo antes de auto medicarse.

Proteínas: las proteínas son muy importantes si se quiere evitar la caída del cabello. Ayuda a la formación de colágeno, el cual estimula la regeneración de la piel y un cabello saludable. También contiene aminoácidos que promueven el crecimiento del pelo. Las legumbres, espinacas, coliflor, huevos y frutos secos son excelentes fuentes de proteína. La carne también la contiene, pero si se prefiere también se encuentra en los pescados.

Vitamina A: es una de las más importantes para nuestro organismo porque su carencia puede derivar en dolor de articulaciones, acné, problemas a la visión y caída del cabello. Las frutas y verduras son excelentes fuentes de vitamina A, así que hay que obligarse a consumirlas si es que no son de agrado.

Vitamina C: de inmediato la asociamos al jugo de naranjas y a los cítricos en general, pero además de ayudarnos a prevenir los resfríos produce colágeno y regenera las células, incluidas las relacionadas con el cabello. Las frambuesas, arándanos, limones, tomates, piñas, brocoli, granadas y verduras de hojas verdes son excelentes fuentes de Vitamina C.

Espero que les haya gustado el artículo y si se quedaron con ganas de leer más sobre cuidados, tratamientos, experimentos o tutoriales para el cabello las invito a visitar el blog de Cabellos y Hierbas.

Por: Fernanda Urzúa M.

[adrotate banner=»6″]

Foto de: sabrosia.com

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte

Belleza / Lo más reciente! / Salud/fitness /
martes, 11 agosto 2015

La importancia de la alimentación en la caída del cabello

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

[adrotate banner=»9″]

 

A las mujeres nos encanta lucir un cabello radiante, sano y brillante. Un cabello que se ve sano ayuda muchísimo a que nos veamos saludables y bellas. Buscando información sobre tratamientos capilares, me encontré con un blog que me encantó: CABELLOS Y HIERBAS. Me gustó la información que entregan porque además de ser muy diversa, es bastante específica. Por lo mismo es que les quiero compartir un artículo de cabellos y hierbas que me llamó la atención ya que trata sobre la importancia de la alimentación en la caída del cabello. Es cierto que hay diversos tratamientos y productos en el mercado que nos ayudan, pero no debemos dejar de lado los efectos que se producen como consecuencia de una buena o mala alimentación. 

El cabello se cae por diversas razones: ya cumplió su ciclo, por alguna enfermedad u operación, por stress, etc. Sin embargo, cuando el cabello se cae sin razón aparente puede ser bastante preocupante. Si no padezco ninguna enfermedad y no estoy estresada ¿por qué se cae mi pelo?. La razón puede ser la falta de algunas vitaminas esenciales en el crecimiento y salud del cabello. Es por esto que siempre hay que mantener una dieta balanceada para no sufrir descompensaciones.

Hierro: El hierro ayuda a llevar oxígeno a las células, incluidos los folículos capilares, lo que es vital para su regeneración y crecimiento. Además, puede prevenir el quiebre, haciendo que el cabello sea más fuerte. Podemos encontrarlo no sólo en la carne, sino que también en las semillas de chía, espinacas, lentejas (mis favoritas), quínoa, etc. Lo ideal es acompañar su ingesta con vitamina C: una buena idea sería comer una rica ensalada de espinaca con mucho jugo de limón. Maravilloso. Por si acaso, la vitamina C facilita la absorción de hierro en el organismo.

Omegas: los omegas 3, 6 y 9 son parte esencial de la alimentación porque el cuerpo no puede producirlos por si mismo. Si se está en una dieta sin grasas, éstas no pueden quedar fuera porque a diferencia de las grasas saturadas, los ácidos grasos esenciales (donde se encuentran los omegas) son vitales para prevenir enfermedades cardiovasculares, además de regular el colesterol. Para el cabello y la piel son primordiales porque ayudan a mantener la vitalidad y el brillo. Consumir pequeños puñados de almendras, nueces o maní a diario es suficiente. También se pueden encontrar en el aceite de oliva, atún y semillas de chía o linaza.

Sulfuro: el sulfuro es un mineral que ayuda a limpiar la piel y reduce los signos del envejecimiento a través de la producción de colágeno. Su consumo gracias a las cebollas, el cacao puro, el ajo, paltas, huevos, plátanos, etc. ayudará a producir más queratina, que fortalecerá el cabello y las uñas.

Zinc: el zinc es responsable de regenerar los tejidos porque es parte de funciones enzimáticas y dentro de ellas se encuentra el crecimiento del cabello. Se puede encontrar en las lentejas, frutos secos, ostras y huevos. También venden suplementos, pero siempre hay que consultar primero al médico respectivo antes de auto medicarse.

Proteínas: las proteínas son muy importantes si se quiere evitar la caída del cabello. Ayuda a la formación de colágeno, el cual estimula la regeneración de la piel y un cabello saludable. También contiene aminoácidos que promueven el crecimiento del pelo. Las legumbres, espinacas, coliflor, huevos y frutos secos son excelentes fuentes de proteína. La carne también la contiene, pero si se prefiere también se encuentra en los pescados.

Vitamina A: es una de las más importantes para nuestro organismo porque su carencia puede derivar en dolor de articulaciones, acné, problemas a la visión y caída del cabello. Las frutas y verduras son excelentes fuentes de vitamina A, así que hay que obligarse a consumirlas si es que no son de agrado.

Vitamina C: de inmediato la asociamos al jugo de naranjas y a los cítricos en general, pero además de ayudarnos a prevenir los resfríos produce colágeno y regenera las células, incluidas las relacionadas con el cabello. Las frambuesas, arándanos, limones, tomates, piñas, brocoli, granadas y verduras de hojas verdes son excelentes fuentes de Vitamina C.

Espero que les haya gustado el artículo y si se quedaron con ganas de leer más sobre cuidados, tratamientos, experimentos o tutoriales para el cabello las invito a visitar el blog de Cabellos y Hierbas.

Por: Fernanda Urzúa M.

[adrotate banner=»9″]

Foto de: sabrosia.com

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte