Celebrities / Lo más reciente! /
viernes, 13 noviembre 2020

La noche antes de su boda, el príncipe Carlos le dijo una verdad devastadora a la princesa Diana

Etiquetas: , ,

Penny Thornton, una astróloga consultada por Diana, habló sobre la afirmación en el nuevo documental de ITV La Entrevista de Diana: Venganza de una Princesa, que se emitió 25 años después de la famosa conversación en Panorama de la BBC.

«Una de las cosas más impactantes que Diana me señaló fue que la noche antes de la boda Charles le dijo que no la amaba», dijo Thornton. «Creo que Charles no quería ir a la boda con una premisa falsa. Quería arreglar las cosas con ella y esto fue devastador para Diana».

Thorton agregó: «Ella no quería seguir adelante con la boda en ese momento, pensó en no asistir a la boda».

Durante la entrevista de la BBC de 1995 con el reportero Martin Bashir, la princesa Diana reveló que tanto ella como Carlos estuvieron involucrados con otras personas durante su matrimonio. El Príncipe reanudó una relación con su ex-novia (y actual esposa) Camilla Parker-Bowles, lo que contribuyó a su separación en 1992.

Cuando Bashir le preguntó a la princesa Diana si Camilla fue un «factor» en la ruptura del matrimonio, Diana respondió: «Bueno, éramos tres en este matrimonio, así que estaba un poco abarrotado». La impactante cita pronto hizo eco en todo el mundo.

También te podría interesar: Hermano de Lady Di compartió una rara foto de la infancia de la difunta Princesa

En dicha ocasión, Diana también confirmó su relación con el ex oficial de caballería británico James Hewitt. Cuando Bashir le preguntó si le había sido infiel a Charles, ella dijo sobre Hewitt: «Sí, lo adoraba. Sí, estaba enamorada de él».

El nuevo documental de ITV asegura que Bashir manipuló extractos bancarios para obligar a la princesa Diana a hablar. A principios de este mes, el hermano de Diana, Charles Spencer, el noveno conde Spencer, acusó públicamente a la BBC de enviarle una «disculpa poco sistemática» por el uso de documentos falsos que se utilizaron para ayudar a asegurar la famosa entrevista con su hermana.

Una investigación interna de la BBC de 1996 afirmó que los documentos falsificados «no tenían relación» con la entrevista. Sin embargo, Spencer desestimó estos hallazgos y acusó a la red de «pura deshonestidad» sobre su conducta.

«[La BBC] todavía tiene que disculparse por lo que realmente importa aquí: la increíblemente seria falsificación de extractos bancarios que sugería que los confidentes más cercanos de Diana la estaban espiando para sus enemigos», dijo Spencer a PEOPLE en exclusiva a principios de este mes.

La semana pasada, la BBC reiteró que la organización se había disculpado con Spencer y le dijo a PEOPLE: «La BBC se ha disculpado. Estamos felices de volver a disculparnos. Y aunque esto fue hace un cuarto de siglo, absolutamente investigaremos, de manera sólida y justa, nueva información sustancial. Le hemos pedido a Earl Spencer que comparta más información con la BBC. Lamentablemente, en este momento nos obstaculiza el simple hecho de que no podemos discutir nada de esto con Martin Bashir, ya que se encuentra gravemente enfermo. Cuando esté bien, por supuesto, realizaremos una investigación sobre estos nuevos problemas».

Si quieres saber sobre lo que dijo el hermano de Diana, lee acá 

La amiga cercana de la princesa Diana, Rosa Monckton, quien eligió a la Princesa como madrina de su hija, le dijo al Daily Mail que la entrevista contribuyó a la prematura muerte de la realeza.

Monckton escribió que la entrevista «lograda de manera deshonesta, probablemente cambió el curso de la historia», lo que llevó a la princesa Diana y al príncipe Carlos a iniciar un proceso de divorcio, «lo que, a su vez, significó que las decisiones sobre su futuro se tomaron apresuradamente, con implicaciones a largo plazo no pensadas».

«Entre esas decisiones estaba el hecho de que Diana perdió su título real», dijo la amiga de Diana. «Si lo hubiera conservado, todavía habría estado bajo la protección de la Familia Real cuando estuvo en París el 31 de agosto de 1997. Y es casi seguro que no habría estado en las manos incapaces de un conductor, empleado por Mohamed Al-Fayed, dueño del hotel Ritz donde ella y su hijo Dodi, habían cenado, que manejaba ebrio y a exceso de velocidad.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte