Ecología, vida verde y animales! / Lo más reciente! /
sábado, 5 enero 2019

La pérdida de tu mascota es tan dolorosa como perder a un familiar según estudios

El peor miedo de una persona con una mascota es perder a su compañero querido. Para aquellos que han experimentado esta pérdida, generalmente hay una historia conmovedora que compartir acerca de un perro o un gato preciado.

Ante esta pérdida, no hay una manera correcta de sufrir y trabajar a través de este proceso, ya que todos viven un viaje diferente con cada mascota. Cuando las personas que nunca han tenido un perro ven a sus amigos dueños de perros llorar por la pérdida de su mascota, probablemente piensan que es una reacción exagerada; después de todo, es “sólo un perro”. Sin embargo, aquellos que han amado a su mascota saben la verdad: el pequeño animal nunca es “sólo un perro o sólo un gato”.

Es posible que muchos se sientan culpables de llorar más por la pérdida de un perro que por la pérdida de amigos o familiares. Una investigación ha confirmado que para la mayoría de las personas, la pérdida de un perro es, en casi todos los aspectos, comparable a la pérdida de un ser querido humano.

Quizás si las personas se dieran cuenta de cuán fuerte e intenso es el vínculo entre las personas y sus mascotas, tal pena se aceptaría más ampliamente. Esto ayudaría enormemente a los dueños de perros a integrar la muerte en sus vidas y ayudarlos a avanzar.

Después de la pérdida viene el proceso del duelo. El duelo es una experiencia altamente individual. Algunas personas encuentran que el duelo por la pérdida de una mascota viene en etapas, donde experimentan diferentes sentimientos como negación, enojo, culpa, depresión y, finalmente, aceptación. Otros encuentran que su dolor es más cíclico, que viene en oleadas, o una serie de altibajos.

El proceso de duelo ocurre solo gradualmente. No puede ser forzado o apresurado, y no hay un calendario “normal” para el duelo. Algunas personas comienzan a sentirse mejor en semanas o meses. Para otros, el proceso de duelo se mide en años. Sea cual sea su experiencia de duelo, es importante ser paciente contigo misma y permitir que el proceso se desarrolle de forma natural.

Sentirte triste, en shock o sola, es una reacción normal ante la pérdida de una mascota querida. Exhibir estos sentimientos no significa que seas débil o que tus sentimientos estén de alguna manera fuera de lugar. Solo significa que estás de luto por la pérdida de un animal que amaste, por lo que no debes sentirte avergonzada.

Acércate a otros que han perdido mascotas. Si tus propios amigos y familiares no simpatizan con la pérdida de tu mascota, busca a alguien que si lo haga. Otra persona que también ha experimentado la muerte de su pequeño de cuatro patas, puede comprender mejor lo que estás pasando.

Si tienes otras mascotas, intenta mantener tu rutina normal. Las mascotas sobrevivientes también pueden sufrir pérdidas cuando una mascota muere, o tu dolor puede angustiarlos. Mantener tus rutinas diarias, o incluso aumentar el tiempo de ejercicio y juego, no solo beneficiará a las mascotas sobrevivientes, sino que también puede ayudar a elevar tu estado de ánimo y tu perspectiva.

Busca ayuda profesional si la necesitas. Si tu dolor es persistente e interfiere con tu capacidad para funcionar, tu médico o un profesional de la salud mental pueden evaluar tu depresión.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte