Sexualidad /
miércoles, 23 febrero 2022

¡La realidad es muy distinta a lo que se ve en las películas!

Etiquetas: , ,

Frecuentemente, vemos artículos con títulos como éstos: «Las 10 mejores posiciones para un sexo increíble”, ”Técnicas para convertirte en multiorgásmica”, ”10 tips para volverlo loco en la cama”, ”Cómo conseguir una erección más prolongada”, ”Aprende a eyacular cuando tú lo desees”, ”Técnicas para un sexo oral inolvidable”, ”Sexo los 7 días de la semana”, etc… Y después de leerlos todos, nos llenamos de información y técnicas que queremos desarrollar con nuestras parejas para conseguir el mejor sexo de la historia.

Pero cuando empezamos a ponerlo en práctica, comenzamos a encontrarnos con distintas dificultades, y nos damos cuenta de que la sexualidad se vive en pareja, y ésta debe estar en sintonía y apertura para aplicar todas las acrobacias sugeridas.

La realidad a veces es muy distinta a lo que se ve en las películas ¿Por qué? Pues llego tarde después de un largo día de trabajo, estoy cansada y sin ganas de tener relaciones sexuales, quiero innovar en nuevas posiciones, pero me duele la columna, no me siento cómoda con esa nueva ropa interior sexy que me compré, mi pareja no logra mantener la erección por tanto tiempo (cómo describía el artículo), no siempre logro experimentar un orgasmo, a veces él eyacula antes de lo deseado, nuestra frecuencia sexual no se asimila a las estadísticas, estoy sin pareja y no puedo practicar las técnicas enseñadas y así, mucha otras razones.

Éstas y muchas más son las realidades que nos encontramos a diario. El sexo no debe ser como un test al cual nos enfrentamos y tenemos que pasar o una meta a la cual tenemos que llegar. La intimidad sexual es una experiencia única e irrepetible, a través del tiempo y ésta variará según la etapa de vida en la que te encuentres, con la pareja que estés y bajo las circunstancias actuales.

Por todo lo anterior los especialistas recomiendan que las parejas que desarrollen la comunicación, que se acomoden a las necesidades, gustos y preferencias del otro lo más que sea posible, y que también: tengan paciencia y respeto, desarrollen el humor, busquen un ambiente adecuado y privado, tengan complicidad, disfruten el uno del otro y no pretendan seguir modelos predeterminados. Por lo tanto, el foco debe estar puesto en experimentar placer y satisfacción en los encuentros íntimos, y no en el rendimiento.

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte