Lo más reciente! / Ser feliz y coaching /
lunes, 1 julio 2019

La ruptura de tu relación no significa que hayas fallado y que siempre fallarás

Etiquetas: ,

Quizás te estás preguntando «¿Por qué siempre falla? Tengo muchas ganas de estar en una relación duradera. Ya lo he hecho como mil veces. Entonces, ¿por qué siempre falla?»

No hay una respuesta precisa para esta pregunta, pero si algunas palabras de aliento. Estadísticamente podemos decir que, hay siete mil millones de personas en este planeta, sus probabilidades de encontrar su «par» en su primer intento, son muy escasas. Como aguja muy chiquita en un pajar inmenso.

Pero algo que si es cierto es que es tu mentalidad la que necesitas cambiar. El amor y las relaciones no se tratan de «encontrar tu par» y que siempre funcione. El amor es doloroso e intenso y transformador, asombroso y horrible, y todas las cosas buenas y malas que la vida tiene para ofrecer. El amor se trata de averiguar quién eres y por qué eso podría ser bueno para otra persona.

Entonces, cuando entras en una nueva relación, todo lo que realmente estás haciendo es abrirte para el cambio y el crecimiento y el potencial más pequeño de que esto será para siempre. Estás permitiendo que las grietas más profundas de ti misma estén abiertas a la retroalimentación y la crítica. Pero también estás permitiendo que esas partes sean atendidas, amadas y bienvenidas, sin condiciones.

Tenemos que dejar de ver las relaciones como un medio para un fin, y darles el foco adecuado que merecen. Nunca se trata de un producto final, y si sigues viéndolo de esa manera, nunca funcionará. Se trata de crecer con alguien, pero estar dispuestos a entender que a veces ese crecimiento te lleva en diferentes direcciones.

Entonces, si no funciona, si siempre «falla», significa que tienes que estar haciendo algo bien, de alguna manera. Aprendiste una lección, creciste y dejaste que alguien continuara su viaje en una dirección diferente.

Cada vez que te encuentras con el amor, cada vez que te reintroducen en la forma que venga a continuación, aprendes algo diferente. Te conviertes en alguien nueva. Y un día, después de haber crecido lo suficiente y aprendido suficientes lecciones, te encuentras con alguien que se encuentra en el mismo camino que tú.

Un día, de repente, ahí está. Casi como si te hubiera estado esperando todo el tiempo. Pero no lo encuentras, lo ganas. Tienes que dedicarte al trabajo y al tiempo y la auto-reflexión y sufrir a través de las «relaciones fallidas» o nunca las ganarás. ¿Será esta persona perfecta para ti? De ninguna manera.

Pero la diferencia es que esta es la persona que entiende y está dispuesta a trabajar en su crecimiento contigo. Esta es la persona que está dispuesta a dejarte trabajar en su crecimiento con ellos. Esta es la persona que hará que cada relación «fallida» parezca nada más que un puente para algo mejor.

Esto no será un fracaso. Esto llevará trabajo, eso es seguro, y mucho de ello. Pero esta persona será todo lo que has esperado y más. Llegarán en el momento en que los necesites menos, pero se quedará cuando más los necesites.

Esa persona, en lugar de ser un «fracaso», será tu mayor éxito. Valdrá la espera, amiga mía.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte