Sexualidad /
martes, 14 julio 2015

Las primeras veces nunca son buenas @chocolate_patty

Luego de un análisis acabado, por supuesto, me tomo esto bien en serio, he llegado a la lamentable conclusión que gran parte de nuestros primeros encuentros sexuales casuales no son de los mejores, calma, hay excepciones, pero este análisis está pensado en aquellos malos encuentros, donde no hubo final feliz. Estás son mis hipótesis:

“La mayoría de los hombres no tienen preservativos”

Recuerdo cuando era adolescente y mis compañeros de curso se hacían los bacanes, porque tenían guardado un condón en la billetera, condón que le habían regalado en la charla de orientación sexual en el colegio y que más de alguna vez utilizaron como globo en la sala de clases, que tiempo aquellos. Entonces gracias a este tierno recuerdo adolescente, me quedé con la idea que los hombres siempre tenían uno o más condones en su billetera o mesita de noche, pero no, estaba muy equivocada, los hombres son quedados, no compran condones y por lo demás no les gusta usarlos.

Tengo pruebas para validar mi hipótesis. Un día una amiga salió con la idea fija de agarrarse un mino, andaba despechada, el mino que le gustaba se había metido con una “amiga”, ella tenía problemas serios de autoestima, por lo que su ego herido fue más fuerte y salió de casería. Por supuesto le fue bien, se fue a la casa de un mino, cuando iban a concretar el acto, ella le pregunta si tiene condón, a lo que él responde que no, entonces ella ya en pelotas y caliente, descarga toda su ira y le dice, ¿cómo que no tienes un condón? o sea, para qué me traes a tu casa, cuando es obvio lo que va a suceder y no tienes un puto condón! ¡qué chucha tení en la cabeza! ¡Olvídalo! no va a pasar nada hasta que no encuentres un condón, cruzando sus brazos y piernas, demostrando su molestia, a la espera que el mino encontrara un condón.

¡Pobre weón! así cualquiera sale en búsqueda de un condón por toda la casa, el mino se demoró alrededor de 20 minutos en encontrar un puto condón, no sabía si lo había ido a comprar o qué, obviamente llegó como cabro chico con un dulce, pero mi amiga ya no tenía ganas, todo se había enfriado, cagó el momento y así no se puede. Mi consejo para hombres y mujeres es que siempre anden con dos condones en la cartera o billetera, por si acaso se rompe uno o te toca más de una vez.

“Hay hombres que te ve como muñeca inflable”

No voy a mentir diciendo que las mujeres somos super solidarias con los hombres, nosotras también usamos a los hombres de manera egoísta, pero al menos ellos tienen casi garantizado el orgasmo, a diferencia de las mujeres que requieren de tiempo y trabajo, sin embargo somos superiores si de sexualidad se trata, porque podemos tener múltiples orgasmos, entre otras características. No obstante me molesta mucho que existan hombres que les da lo mismo quedar como precoz, aburrido o egoísta sólo para satisfacer su necesidad, convirtiéndote en una muñeca inflable pa’l weón.

Una vez una amiga conoció a un argentino, el tipo tenía buena facha y para qué decir del bla blá, seductor el weón, le tenía fe, parecía que sabía lo que hacía, pensó que la había hecho esa noche, pero no, el tipo duró 2 minutos, 2 minutos! y ustedes creen que la compensó o si le ofreció una segunda? no, nada! el lindo se puso a dormir. Podemos entender que hace rato que no te toca o andas ansioso y que por eso duras poco, pero haz un esfuerzo para que tu compañera de la noche se sienta bien, que llegue al clímax igual que tú, egoísta de mierda!

“Los hombres sienten mucha presión en el primer encuentro”

Aunque no lo crean los hombres son muy inseguros y situaciones como estas, complejos respecto al tamaño de su miembro, la ponchera que tienen o lo peludos que son es tema para ellos, obvio, no van a perder la oportunidad, pero se ponen ansiosos afectando su desempeño. Una amiga salió con un tipo que las tenía todas! tenía ponchera, era peludo y la tenía chica, pero mi amiga no estaba en su mejor momento y tenía química con el mino, por lo demás el tamaño no importa, sólo es estimulante visualmente y mientras tenga un buen desempeño todo bien, así que le dio una oportunidad. En su primer encuentro dejó que el tipo se la jugara, pero empezó a guatear, claramente no sabía mucho qué hacer, estaba nervioso, no se le paraba, comenzó a angustiarse a buscar otras formas de compensarla, sin tener éxito.

Mi amiga sintió pena por él, era evidente que su inseguridad y complejos afectaban su desempeño, que tenía todas las ganas e incluso se esmeraba, pero no obtenía los resultados que esperaba. Entendió que en situaciones como estás podemos ser más solidarias e intentar ayudar al mino, si vemos que realmente se está esforzando. Definitivamente lo peor que te puede pasar es que quedarte con la mala pasada, mejor toma el control de la situación, haz la pega que tanto le cuesta hacer, qué tanto! así ambos tienen un final feliz. Hoy por ti, mañana por mí.

Por ChocolatePatty

enbusquedadelchocolate.wordpress.com

Foto de: peru.com

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte