Crianza / Lo más reciente! /
jueves, 7 enero 2021

Las reflexiones de una mamá emprendedora en tiempos de pandemia

Etiquetas: , , , ,

Sin duda, una de las mayores preocupaciones que tenemos las madres, es el momento en que termina el postnatal y debemos dejar a nuestros bebés al cuidado de otros.

En mi caso, tuve que dejar a Blanca en la sala cuna cuando tenía cinco meses y aún no comenzaba su alimentación complementaria ni se sentaba sola. Fue entonces cuando me di cuenta lo duro que es ir en contra del instinto materno y hacer algo completamente antinatural, para poder seguirle el ritmo a una vida en sociedad que invisibiliza la verdadera maternidad.

Esto no quita que las mamás podamos trabajar fuera de casa o tener nuestro espacio, sino que muchas madres, en algún momento de sus vidas, se ven presionadas a renunciar a una de las dos cosas: o es la carrera profesional o es la crianza de sus hijos.

Fue por ello que decidí buscar una tercera alternativa, que me permitiera compatibilizar ambas áreas de un modo un poco más armónico.

Así nació mi tienda online, Mamurri, que no solo me permite organizar mis propios tiempos, generar un ingreso y estar con Blanca, sino que además me da la oportunidad de entregarle soluciones a las mujeres en relación con uno de los temas que más me costó al momento de ser mamá: la lactancia.

También te podría interesar: Cambiar de emprendedora a empresaria: Los 7 pasos que debes implementar

Recuerdo perfecto estar todos los días parada frente al clóset, preguntándome qué ropa usar que fuera fácil para dar pecho, un desafío aún mayor cuando era invierno y toda la ropa me obligaba a tener la espalda y el cuello descubiertos. Además, el tener que sacar los senos en lugares públicos a veces resultaba algo incómodo, sobre todo por las miradas de reprobación que sentí en varias ocasiones. En relación con esto, al menos en Chile, todavía queda mucho trecho por normalizar lo natural, pero tengo fe en que para allá vamos. Y mi tienda la veo como un granito de arena en esa dirección.

Fue así que llegué a emprender en algo que me hacía sentido: ropa de lactancia de calidad, que no solo nos permite amamantar cómodas, sino hacerlo con nuestro propio estilo.

Así nació mi tienda online, Mamurri, que no solo me permite organizar mis propios tiempos, generar un ingreso y estar con Blanca, sino que además me da la oportunidad de entregarle soluciones a las mujeres con relación a uno de los temas que más me costó al momento de ser mamá: la lactancia.

Mamurri también me ha permitido estar en contacto con otras madres y reconocer sus principales inquietudes. Y, justamente, para poder responder y acompañarnos en este camino es que hemos creado un Blog en el que constantemente subimos artículos sobre temas de interés para madres y padres, como son las crisis de crecimiento, exterogestación, colecho, y, por supuesto, lactancia.

La idea es que cada vez podamos visibilizar más las dificultades por las que pasamos las mujeres al momento de dar luz y lograr generar una mayor conciencia y responsabilidad por parte de toda la sociedad, en la protección y fomento de la lactancia materna.

Hoy, en lo personal, estoy feliz por lo que hemos construido junto a Blanca y Humberto (mi marido y apoyo incondicional) y de un nuevo integrante que viene en camino. Espero con mucha felicidad y amor su llegada a un mundo que espero, sea mejor.

También te podría interesar: Requerimientos nutricionales de la mujer durante la lactancia

Por mientras, me gustaría compartir 5 pensamientos que me ayudaron a ser mamá y emprendedora, sobre todo en tiempos de pandemia:

  • Como mamá y emprendedora, debemos confiar en nosotras mismas. Si tienes una idea de emprendimiento, pero no estás segura o crees que te falta preparación, empieza de todas formas y ve mejorando y puliendo sobre la marcha. Lo más importante es dar el primer paso.
  • Dale un sentido más profundo a todo lo que hagas. Cuando conectamos con la verdadera importancia de lo que hacemos, el trabajo se hace más gratificante y fluye con naturalidad.
  • No desistas a la primera, segunda, ni tercera… Distingue aquello puntual que está impidiendo que tu emprendimiento tome vuelo y resuélvelo, pero no tires todo por la borda.
  • No culpes a la noche, no culpes a la playa… Ni las pandemias, ni la poca ayuda del Estado, ni nada externo es responsable de que tu negocio funcione o no. Todo depende de tu dedicación y energía. ¡Tú tienes el poder!

Natalia Escandón Cox
Periodista, mamá y creadora de Tienda Mamurri
Web: www.mamurri.cl
IG: @mamurri_lactancia
FB: @mamurri.cl

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte