Fitness/Salud / Lo más reciente! / Mujer Actual /
viernes, 16 noviembre 2012

Los Ovarios; Nuestros Fieles Compañeros

Etiquetas: , ,

Ahí están nuestros fieles ovarios, alojados en lo más profundo de nuestro vientre y demostrando cada 28 días (un poco más o menos) su existencia. Todas los tenemos, nacemos con ellos y nos acompañan toda nuestra vida. Sabemos que están ahí, que en algún momento nos van a hacer madres, que a veces nos molestan cuando estamos indispuestas (aunque realmente lo que nos duele es el útero), nos hacen cambiar de ánimo y tantas cosas más. ¿Pero cuánto sabemos realmente de ellos? Y más importante aún ¿Cuánto sabemos de las enfermedades que los pueden afectar?

Los ovarios están ubicados en la pelvis, uno a cada lado del útero, tienen el tamaño y forma de una almendra. Ellos son los encargados de producir los óvulos y las hormonas femeninas: estrógeno y progesterona.

Los ovarios, además de causar estragos en nuestra vida con la liberación de las hormonas femeninas y causar problemas de ánimo, autoestima, relaciones (no sigo porque la lista es sin fin) pueden ser afectados por enfermedades como:

–      Cáncer de Ovario:

Suele presentarse en mujeres mayores de 50 años, pero también puede afectar a mujeres más jóvenes. La causa es desconocida. El cáncer en los ovarios es difícil de detectar con anticipación.

Muchas veces, las mujeres con esta enfermedad no tienen síntomas son muy leves hasta que la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada y difícil de tratar. Los síntomas pueden incluir:

  • Sensación de peso en la pelvis
  • Dolor en la parte baja del abdomen
  • Hemorragias vaginales
  • Aumento o pérdida de peso
  • Períodos menstruales anormales
  • Dolor de espalda sin explicación que empeora
  • Gases, náusea, vómitos o pérdida del apetito

–      Quistes Ováricos:

No son más que una cavidad llena de líquido. En la mayoría de los casos no causa daño y desaparece espontáneamente, rara vez los quistes son cancerosos entre las mujeres menores de 50 años.

–      Síndrome de Ovario Poliquístico:

Ocurre cuando los ovarios o las glándulas suprarrenales femeninas producen más hormonas masculinas de lo normal.

Los síntomas incluyen:

  Infertilidad

  Dolor pélvico

  Exceso de vello en la cara, el pecho, el abdomen, los dedos de los pies y de las manos

  Calvicie o cabello débil

  Acné, piel grasosa o caspa

  Parches de piel gruesa de color marrón o negro

Así que a estar atenta a cualquiera de estos síntomas y consultar al ginecólogo por cualquier duda. ¡Más vale prevenir que curar!

Por Mujer y Punto!

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte