Lo más reciente! / Relaciones /
lunes, 10 junio 2019

Me estoy dando cuenta lentamente de que no fue mi culpa que te marcharas

Etiquetas:

Rápido, como un puñetazo en la cara. Un segundo lo vi, al siguiente se fue. Los restos en ruinas de mi ser eran el recordatorio de que nunca volvería.

Se había ido como los insectos se van en el invierno. Lentamente, luego de una vez. Lo vi salir de mis dedos como si fuera el agua que agarré desesperadamente en la ducha. No pude mantenerlo a mi alcance, y me devastó. Durante meses, durante años. Culpé a Dios, culpé al universo, pero sobre todo me culpé a mí misma.

Hoy, sin embargo, es un nuevo día. He atendido las heridas que han destrozado mi alma. He cosido los agujeros que dejó en mi corazón. Con la cabeza clara puedo verlo ahora, no tengo la culpa.

Cuando una persona te deja, es su decisión. Ese es un hecho irrefutable. Tú no tuviste ninguna influencia sobre la elección que hizo, lo hizo por su cuenta. Todos somos responsables de nuestras propias acciones, por lo que si lo que has hecho en la relación es tu responsabilidad, también lo es de él.

Cuando se fue, me dije a mí misma que él era todo lo que quería, que él era todo lo que necesitaba. Mi antigua yo no podría haber estado más equivocada. Luché tan duro para mantenerlo, y lo perseguí tan lejos cuando se fue. Lo que debería haber hecho es cuidar mi propio corazón, en lugar de luchar por él.

Estoy aprendiendo. Creciendo y aprendiendo todos los días. Estoy aprendiendo a ser una conmigo misma, y no como una parte rota de una relación rota.

Llegué a la conclusión de que es una parte de la vida para las personas que van y vienen. Que todos tenemos diferentes viajes y, a veces, esos viajes no se entrelazan. Hay una razón para nuestros caminos divergentes, y poco a poco me estoy dando cuenta de que fue para hacerme más fuerte.

No fue mi culpa que se fuera, y es importante recordar que, si bien eso es cierto, tenía todo el derecho de irse. No retendremos a los amantes con correas ajustadas, sino que los dejamos ir y prosperar por derecho propio.

Traducido de thoughtcatalog.com escrito por Corinne White

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte