Celebrities / Lo más reciente! /
miércoles, 25 noviembre 2020

Meghan Markle comparte el «dolor insoportable» que le causó la pérdida de su segundo hijo

Etiquetas: ,

En un emotivo ensayo publicado en el «New York Times», Meghan Markle habló sobre la devastadora experiencia de sufrir un aborto espontáneo.

Meghan Markle estaba embarazada de su segundo hijo a principios de este año, pero sufrió un aborto espontáneo en julio. La esposa del príncipe Harry compartió su historia escribiendo un artículo para el New York Times, que se publicó el 25 de noviembre. «Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo», afirmó en un texto muy emotivo titulado «The Losses We Share» (Las pérdidas que compartimos), en el que asegura que fue una mañana de verano cuando sintió «un calambre agudo» y «cayó al suelo» debido al dolor.

«Horas después, yacía en una cama de hospital, sosteniendo la mano de mi esposo. Sentí la humedad de su mano y besé sus nudillos, mojados por nuestras lágrimas», detalló, y agregó que «mirando las frías paredes blancas, mis ojos se pusieron vidriosos. Traté de imaginarme cómo nos curaríamos». «Al ver cómo se rompía el corazón de mi marido mientras trataba de sostener los pedazos rotos del mío», dijo Markle, se dio cuenta de que la única forma de comenzar a sanar «es preguntar primero: «¿Estás bien?’»»

También te podría interesar: Meghan Markle y el príncipe Harry comparten un video de Archie para su primer cumpleaños

Meghan escribió el artículo de opinión para alentar a los lectores preocuparse por los demás y asegurarse de que al menos estén ‘bien’. Recordó que durante una de sus primeras estadías en Nueva York vio a una mujer llorando en la acera y le preguntó al taxista si no deberían ver cómo estaba la persona. Él le aseguró que alguien se detendría y le preguntaría a la mujer si estaba bien.

«Ahora, todos estos años después, en aislamiento y encierro, llorando la pérdida de un hijo, la pérdida de la creencia compartida de mi país en lo que es verdad, pienso en esa mujer de Nueva York», admitió Meghan. «¿Y si nadie se detuvo? ¿Y si nadie la veía sufrir? ¿Y si nadie la ayudó? Ojalá pudiera volver el tiempo y pedirle al taxista que se detuviera. Este, me doy cuenta, es el peligro de vivir aislados, donde los momentos tristes, aterradores o sacrosantos se viven solos. Nadie se detiene a preguntar: «¿Estás bien?»»

También te podría interesar: Meghan Markle y el príncipe Harry revelan el momento más emocionante de su boda

También habló sobre el tema del aborto espontáneo como «tabú» y cómo el no hablar de ello no ayuda en el proceso de sanación. “Algunos han compartido valientemente sus historias; han abierto la puerta, sabiendo que cuando una persona dice la verdad, nos da licencia a todos para hacer lo mismo”, continuó Meghan. «Hemos aprendido que cuando la gente pregunta cómo nos está yendo, y cuando realmente escuchan la respuesta, con el corazón y la mente abierta, la carga de dolor a menudo se vuelve más liviana, para todos nosotros. Al compartir nuestro dolor damos los primeros pasos hacia la sanación».

Meghan y Harry se casaron en mayo de 2018 y dieron la bienvenida a su hijo Archie un año después. A principios de 2020, anunciaron que dejarían sus deberes reales para mudarse a América del Norte. Después de pasar varios meses en Canadá, se trasladaron a California, donde han estado viviendo desde entonces.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte