Sexualidad /
jueves, 26 febrero 2015

Mi primer orgasmo @miintimidad

Etiquetas: , , , ,

orgasmos

Me parece curioso e increíble que al preguntarle a las pacientes que acuden a Centro Miintimidad, si alguna vez han tenido un orgasmo, muchas responden que no están seguras, pues no saben qué es lo debieran sentir.

La falta de información y educación seria sobre este tema que preocupa tanto a hombres como mujeres, es lo que me motiva a contarles esta interesante historia.

Recibí a Paula de 28 años de edad, soltera, con pareja estable hace 2 años quien consultaba porque nunca había tenido un orgasmo por penetración vaginal y su pololo, preocupado y frustrado  ya hace tiempo, le decía que por favor consulte a un especialista, pues él creía que ella era frígida.

¿Les parece historia conocida?

Le expliqué que el orgasmo es una sensación inolvidable, que dura muy pocos segundos, en donde se produce un aumento de la frecuencia respiratoria y cardíaca, además de contracciones de alta frecuencia en el área vaginal, uterina y anal.

Al evaluar e indagar sobre la historia sexual de Paula, le pedí que recordara y que tratará de contarme  cuándo fue la primera vez que sintió algo parecido a lo pudiéramos describir como orgasmo.

Ella comenzó a recordar y relatar que cuando tenía aproximadamente 12 años se fue de vacaciones con sus padres fuera de Chile.

Recorrieron muchas partes hermosas y alojaban en diferentes hoteles.

«Recuerdo una noche que venía cansada de una larga excursión y decidí probar la hermosa tina del hotel. La llené de agua tibia y le puse shampoo para sentirme como en las películas, con un baño de espumas.

Ahí estuve un largo rato relajándome, luego empecé a sacar el agua y agarre la ducha de mano para sacarme toda la espuma de mi cuerpo.

Al sentir el chorro por la zona genital, empecé a sentir una sensación muy agradable y  unos cosquilleos raro, por lo que me quedé más tiempo en la zona.

Después de varios minutos sentí que mi respiración se aceleraba, mi corazón latía más rápidamente  y empecé a sentir unas pequeñas vibraciones o contracciones dentro de mi vagina, fue una sensación exquisita que duro unos pocos segundos.

La verdad no sabía lo que era pero, por lo que había escuchado por ahí supuse que era un orgasmo.

No me atreví a preguntarle a mi madre lo que era, ni tampoco a mis amigas, pues en el colegio que yo estudiaba, nos decían que el sexo era pecado antes del matrimonio.

Siempre me quedé con esa increíble y agradable sensación, que traté de reproducir en otras ocasiones, pero me venían pensamientos de culpa, de que estaba haciendo algo sucio.

A los 21 años inicié mi vida sexual y después de varios meses de relación me permití tener más intimidad y dejé que él me tocara.

En uno de nuestros encuentros me sentía realmente excitada y cuando él comenzó a estimular mis genitales y especialmente mi clítoris, pude sentir nuevamente esa maravillosa experiencia de aquella noche en la tina del hotel».

Paola pudo describir con mucha claridad su primer orgasmo.

Le expliqué que la gran mayoría de las mujeres no logra conseguir un orgasmo con penetración vaginal, pues la vagina tiene mucho menos sensibilidad que el clítoris.

La tranquilicé diciéndole que ella no era frígida,(por lo demás es un término muy mal empleado).

También le pedí que le explique eso a su pololo y que lo invite a venir a una sesión, para poder orientarlo y guiarlo.

Si aun no has sentido esa mágica sensación llamada ORGASMO, te invito a darte permiso para poder explorar tu cuerpo experimentarlo.

Odette Freundlich

Directora de Centro Miintimidad

Kinesiologa especialista en  disfunciones del suelo pelviano y sexualidad

www.miintimidad.cl

[email protected]

 Foto de: www.lacapital.com.ar

 

 

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte