Lo más reciente! / Vida Gourmet / ¡Datos y Panoramas! /
martes, 29 septiembre 2020

Mini tartas de merengue de limón y Matcha

Etiquetas: , ,

Te garantizo miles de felicitaciones y sonrisas con esta receta. ¡Estas mini tartas de merengue de limón Matcha son agridulces y perfectas como bocadillo!

Mientras crecía, solían hacerse ventas de pasteles en mi escuela y mi favorito siempre era el Pie de limón (Key Lime Pie como se conoce en EE. UU.). Este es un clásico de la cocina chilena y además es muy fácil de preparar. ¡En las ventas escolares siempre fue un éxito y se convirtió en uno de mis postres favoritos!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Daniela – TEA CACHAI 🍵 (@teacachai) on

Como trato de agregar té a casi todo lo que horneo o cocino, decidí incorporar Matcha a mi receta tradicional de Pie de Limón. Además, lo transformé en mini porciones, ¡y como resultado obtuve estas maravillosas mini tartas de merengue de limón y Matcha!

¿Qué es Matcha?

Si eres nuevo en el Matcha, te contaré un poco sobre los conceptos básicos:

El Matcha es un té verde japonés hecho de hojas de molidas, cuyo color es un verde profundo brillante,  tonalidad lograda gracias a que la planta se cultiva a la sombra.

Por otra parte, consumir Matcha entrega varios beneficios para la salud, algunos de los más importantes son su alto contenido en antioxidantes y su aumento en los niveles de energía.

Se puede beber solo, como en la ceremonia del té japonesa, o prepararse como café con leche y usarse para cocinar. Es muy fácil hacer esto último, ya que viene en forma de polvo.

Ten en cuenta que no todos el té de Matcha son iguales. Las diferencias de calidad pueden reflejarse en el color, el sabor, el precio y su origen. El único ingrediente en este té DEBEN ser hojas las de té verde en polvo, las que deben ser de un color verde brillante. Éste no debe ser amargo y solo puede venir de Japón para ser el original.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Daniela – TEA CACHAI 🍵 (@teacachai) on

Cocinar con Matcha

Aunque el Matcha se hizo originalmente para beber, ahora se puede ver a menudo en muchas preparaciones de postres, batidos, galletas, etc. Es muy utilizado porque su formato en polvo permite que se incorpore fácilmente y tiene un color y sabor intenso, pero agradable.

Por otro lado, combina bien con muchas frutas y sabores diferentes. Va especialmente bien con chocolate blanco, sabores agrios como fresas, frambuesas, limón y mango, y sésamo negro, por nombrar algunos.

Nuevamente, es realmente importante elegir un Matcha para cocinar que sea de buena calidad, ya que solo este te garantizará un buen sabor en tu preparación. No puedo enfatizar lo suficiente que debes evitar el Matcha barato, pues este tendrá ingredientes agregados como azúcar u otros componentes no deseados o podrá ser terriblemente amargo.

Ingredientes

Masa
1/2 taza de azúcar  (100 g)
1 taza de mantequilla fría, en cubos (200 g)
1,5 tazas de harina (370 g)
1 huevo
1 cucharadita de pasta de vainilla o esencia
1 pizca de sal

Relleno
1 taza de jugo de limón recién exprimido (200 ml)
1 lata de leche condensada (397 gramos)
1.5 cucharadas de Matcha para cocinar

Merengue italiano
2 claras de huevo
1/2 taza de azúcar
1/4 taza de agua

Esta es una receta de 3 pasos que consta de una base, un relleno y un merengue italiano.

Base

La base o masa es bastante sencilla. Solo necesitas mezclar todos los ingredientes hasta formar una masa homogénea. ¡No es necesario refrigerar! Pero asegúrate de usar mantequilla fría porque ayuda a que la masa esté blanda y escamosa. Si la mantequilla está demasiado caliente en la masa antes de hornear, puedes tener como resultado una base dura y grasosa.

La mejor forma de mezclar la masa es usando una batidora para masa. Si no tienes una y horneas mucho, es posible que desees comprar una, no son costosas y son muy prácticas, especialmente cuando necesitas que la mantequilla se mantenga fría en la masa.

Una vez que estés lista, usa las yemas de tus dedos para dar forma y empujar la masa en cada molde para muffins previamente forrado y untado con mantequilla (me encantan mis moldes de silicona). Un paso importante es pinchar el fondo y los lados de la masa con un tenedor para dejar escapar el vapor, de lo contrario, este puede hacer que la masa se hinche, formando burbujas y bolsas por toda la base.

Relleno

Para el relleno, combina 1 lata de leche condensada y 1 taza de jugo de limón recién exprimido y mezcla bien hasta que estén completamente incorporados. Si deseas que el relleno sea menos agrio, comienza con 1/2 taza de jugo de limón, mezclae bien y pruébalo. Sigue agregando poco a poco, mezclando y probando hasta obtener el sabor dulce / agrio deseado.

Agrega 1.5 cucharadas de Matcha culinario a través de un colador y mezcla vigorosamente con un batidor hasta que todos los grumos estén completamente disueltos (¡es un buen ejercicio para los brazos!).

Antes de conocer el Matcha original, usé uno terrible que no era japonés y básicamente hizo que todo supiera pésimo. Te lo digo, ¡consigue un buen Matcha siempre! Los baratos saben mal y son más espesos, así que a menos que los uses para hacer batidos donde se camuflarán, siempre te darás cuenta de su presencia.

Merengue Italiano

Esto me pareció mucho trabajo… ¡pero no temas! Básicamente se trata de batir claras de huevo y añadir almíbar.

El almíbar es fácil, pero hay que tener cuidado de no batir o agitar la cacerola. Lo básico es usar una proporción de 1:2 de agua y azúcar, cocinar a temperatura media-alta y esperar hasta que llegue a aproximadamente 240 F. Si no tienes un termómetro para dulces, sabrás que está listo cuando uses un tenedor para escurrir un poco de almíbar, se vea más espeso y se formen pequeñas burbujas alrededor de las puntas del tenedor.

Mientras preparas el almíbar, comienza a batir las claras de huevo hasta que se formen picos suaves. Cuando el almíbar esté listo, viértelo lentamente sobre las claras, mientras la batidora aún está encendida y sigue batiendo durante 2-3 minutos hasta que se formen picos rígidos.

Puedes colocar el merengue italiano sobre las tazas horneadas o simplemente agregarlo con una cuchara y crear algo de textura con un tenedor.

Para el toque final, que es opcional, dora las mini tartas de merengue de limón. Siempre coloca el soplete a una distancia de aproximadamente 4 pulgadas y usa movimientos circulares para dorar uniformemente.

Espero que disfrutes de esta receta.

Daniela Titiun es Sommelier de Té certificada por el Tea and Herbal Association of Canada y bloguera en Tea Cachai. Es chilena y vive en Estados Unidos hace 5 años. Para aprender más sobre té, recetas y datos, síguela también en Instagram en @teacachai.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte