Sexualidad /
lunes, 9 noviembre 2020

Mujer usa aroma de su vagina como perfume para atraer la atención

Etiquetas:

Una sexóloga llevó a cabo un experimento fascinante: utilizar su fluido vaginal como perfume para evaluar si el aroma atraía a las personas que la rodeaban.

En un extracto de su libro, “The Game of Desire: 5 Surprising Secrets to Dating with Dominance–and Getting What You Want”, Shan Boodram pusó a prueba la teoría de la «Poción de Amor número vagina».Boodram, junto con tres de sus clientes, usó su aroma vaginal en una salida nocturna para ver si recibía más atención mientras asistía a un bar lleno de gente.

De acuerdo con la hipótesis de Boodram, si las sustancias químicas liberadas por la vagina, conocidas como copulinas, se usan como perfume, «atraerán a cualquiera que tradicionalmente se sienta atraído por las vulvas de las mujeres, esto se basa en la idea de que las feromonas pueden desencadenarse a partir de fluidos corporales como las secreciones genitales», señala la sexóloga.

Copulinas: Qué son y cómo funcionan con los Hombres

Para el experimento, las cuatro mujeres visitaron un bar sin ningún perfume previo y comenzaron a entablar conversaciones con la gente. Después de «conectarse» con éxito con dos extraños, pasaron a la siguiente etapa: «Dirigirse al baño para aplicar el fluido vaginal en el cuello, el pecho y las muñecas».

Sin embargo, cuando estaban en los baños, una de las clientas preguntó: «Está bien, espera, ¿cómo se supone que vamos a hacer esto?»

Boodram explicó: Les indiqué que se lavaran las manos, se metieran en un cubículo y luego movieran el dedo alrededor de la abertura vaginal. El objetivo era obtener una muestra de las glándulas de Bartholin, que son del tamaño de un guisante, pero juegan un papel importante en la lubricación vaginal. Una vez que consiguieron una buena cantidad de líquido, podrían frotarla en el cuello, la clavícula y las muñecas.

Las muñecas eran clave, ya que las mujeres estiraban sus brazos cerca de las personas con las que conversaban.

Antes de volver a salir al bar, Boodram les preguntó cómo se sentían. A lo que una de las mujeres respondió: «Pegajosa».

También te podría interesar:14 razones por las que no te lubricas durante el sexo y qué hacer al respecto.

Cuando Boodram volvió con la mujer que había conocido en el bar, ella estaba mucho más borracha. Sin embargo, comenzó a inclinarse más y más hacia su cuello, y finalmente «enterró la cara». Cuando se dio la vuelta para buscar a las chicas con las que estaba, estaban de pie, asombradas, boquiabiertas.

Una de las chicas luego dijo: «Si no hubiera visto a esa chica básicamente chupando tu cuello durante unos cinco minutos, no habría creído que esto funcionara».

Boodram concluyó: No hay riesgos para la salud de los demás y, a menos que sospeches que puedes tener vaginitis bacteriana, no te hará oler mal. He utilizado esta técnica innumerables veces en los últimos 10 años y he obtenido resultados mixtos: a veces la gente se acerca a mí, a veces no noto la diferencia. Entonces, aunque no estoy segura de cuán efectivo es este experimento, estoy segura de que cada vez que lo empleo, me hace sentir como una diosa encantada con un delicioso secreto.

¿Te atreverías tú a usar el olor de tu vagina como perfume?

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte