Fitness/Salud / Lo más reciente! / Mujer Actual /
miércoles, 25 diciembre 2013

Nomofobia: El miedo a quedarse sin celular

Etiquetas: , , , ,

nomofobia

Si bien este trastorno no está definido en los manuales psiquiátricos actuales, los profesionales reconocen que el cómo nos relacionamos con la tecnología, puede parecer como síntoma de algunos trastornos y patologías ya descritas en la especialidad. Para aclarar este tema, la Sicóloga de Clínica Ciudad del Mar, Claudia Badilla explica de qué hablamos cuando decimos nomofobia. 

La relación con el uso de teléfonos inteligentes suele ser diversa: puede tratarse de una conducta más dentro del grupo de trastornos ansiosos (relacionado con temor, inseguridad, aprensión de base); tratarse como un tipo de dependencia o adicción (cuando pasa a ser una necesidad derivada de sus efectos en el organismo, por su carácter lúdico y placentero ligado al uso de videojuegos, que el paciente no logra postergar); o bien una conducta más, parte de algunos tipos de trastornos de personalidad (relacionado con dificultades en la conformación de identidad personal, necesidad de pertenencia, dependencia o dificultad para relacionarse directamente con otros).

«La Nomofobia», como le han denominado, significaría fobia a quedarse sin teléfono móvil. Quienes lo plantean en estos términos lo hacen en base a dos de las características principales que comparten los trastornos fóbicos: miedo a alguna situación y evitación de la situación temida. La especialista nos enumera algunos de sus síntomas:

  • Miedo extremo e irracional a prescindir de este aparato y sus ventajas.
  • Evitación de quedarse sin él.
  • La persona no sale de casa si no puede llevarlo consigo y si lo hace experimenta sensación de estar desconectado, aislado, en desventaja, hasta vivencia de desprotección y vulnerabilidad que pudiese llegar a lo panicoso.
  • No se desprende de su celular, experimenta ansiedad cuando cree extraviarlo.
  • Se encuentra hiperalerta a sus mensajes y/o lo consulta innumerables veces.
  • No logra pasar una jornada sin consultarlo.
  • Puede presentar aumento de ansiedad en lugares sin red o señal.
  • Evita quedarse sin saldo o carga, por lo verifica su nivel de carga o porta consigo cargador.
  • Se dificulta la concentración en una tarea, desatendiendo a sus labores escolares, académicas, de casa, laborales por el tiempo invertido en el uso de celular.
  • Se irrita cuando es interrumpido, pudiendo reaccionar agresivamente.

“Estos síntomas que acabo de señalar son en base a observaciones y encuestas, pero aún no están sistematizados a través de estudios formales en base a metodología científica que permitan su inclusión como entidad diagnóstica en la actualidad”, precisa Badilla.

¿Cuál es el tratamiento recomendado?

Primero se requiere de la conciencia y/o noción de haber establecido una relación alterada con el celular y de sus consecuencias no deseadas. Junto a ello, tiene que existir la intensión de intervenir este aprendizaje erróneo. Se sugiere ayuda profesional cuando la persona no logra intervenirlo por sí misma y cuando desea explorar y trabajar en aquellas variables psicológicas que intervienen en la adopción y mantención de este comportamiento.

“En ambas instancias, es importante trabajar a nivel de conducta, interviniendo el patrón conductual disfuncional, debilitando asociaciones y aprendizajes incorporados a la rutina en relación a su mal uso. Generando, así, comportamientos alternativos más adaptativos”, explica Claudia Badilla, Psicóloga de Clínica Ciudad del Mar.

Algunos consejos para no padecer Nomofobia:

  • Orientarse a la búsqueda de sentido vital, que es lo que genera sensación de seguridad y libertad.
  • Utilizar las utilidades de su celular, incorporándolo a su vida manteniendo el control interno; evitando estructurar su vida en función del celular que puede pasar a ser un controlador externo.
  • Mantener el uso de notas, reloj, y otro tipo de recordatorios que no obligue a acudir al celular a cada momento.
  •  Silenciar chat mientras realizan actividades que requieren concentración como el estudio, trabajo, conducción de automóvil, o dedicación como la alimentación, el descanso y el compartir con la familia.
  • Proponerse pasar tiempo desconectados, esto en un inicio puede por breves espacios y luego aumentar en forma gradual.
  • Tolerar salir sin celular.
  • Manejar pensamientos ansiosos.
  • Atender a los niños. El modelo adulto es fundamental ya que éstos incorporan patrones de comportamiento a través de los procesos de identificación e imitación de los padres. Controlar los tiempos de uso de la tecnología, en general, de acuerdo a su edad. Enseñarles formas de disfrutar sin el uso de tecnología.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte