Fitness/Salud /
viernes, 17 enero 2014

Los 7 errores más grandes de las Dietas

Etiquetas: , , , ,

Perder peso no es una tarea simple. Consumir menos calorías de lo que gastas a diario suena como una fórmula sencilla, pero contar las calorías de manera precisa -ambas, las que consumimos cuando comemos y las que quemamos- toma una práctica considerable. Por sobre el problema en el cálculo de calorías, muchos cometen errores críticos al confeccionar sus propios planes de dieta y salud. Entonces, cuando los pacientes dicen que no pueden perder peso, muchas veces es porque están cometiendo uno de estos típicos errores en la dieta:

– Saltarse comidas. Se piensa que saltarse comidas es una manera rápida y fácil de cortar calorías, pero difícilmente es una buena táctica. Es casi un hecho que si te saltas una comida, estarás mucho más hambriento para la próxima -o te dices a ti mismo que has comido «casi nada en todo el día»- por lo que finalmente comes en exceso. Los más exitosos que llevan una dieta comen las comidas regulares, y algún snack entre cada comida si el intervalo entre una y otra es mayor a 4 horas.

-No comer suficientes proteínas. La mayoría de quienes hacen dieta saben que los vegetales son los alimentos con más bajas calorías, por lo que intentan llevar el día con un poco más. Pero sin suficientes proteínas, estarás más hambriento, pues ésta satisface el hambre mejor que los carbohidratos o la grasa. Asegúrate de que incluyes proteína en cada comida o snack.

– No comer suficientes carbohidratos. Hay personas que consumen pocos carbohidratos en sus dietas, pero cortarlos en exceso significa que están también evitando los carbohidratos saludables, aquellas frutas y vegetales ricos en antioxidantes. Son necesarios los carbohidratos en frutas y vegetales para potenciar la actividad y su fibra ayuda a sentirse satisfecho.

– No llevar un control de lo que comes. Puede que tengas un plan alimenticio general y puede que creas que sabes bastante bien cuánto estás comiendo, por lo que no te importa anotarlo. Pero se tiende a olvidar los detalles, las porciones extras pequeñas, el «picoteo» durante el día, los condimentos y aderezos. Anota todo lo que comas, cada vez que comes, para mejorar la exactitud de calorías consumidas.

– Pensar que todas las comidas que suenan como saludables, son bajas en calorías. No asumas que porque una comida es etiquetada como «baja en grasas» o «libre de azúcar» la puedes consumir cuanto desees. Las calorías aún cuentan, y se necesita mirar las etiquetas de información nutricional para asegurarse de cuántas calorías se están consumiendo.

– Abarcar mucho al mismo tiempo. Si la mayoría de tus comidas  vienen de un día sin pausas, y quedas exhausto subiendo escaleras, tienes trabajo que hacer. Algunas personas logran exitosamente afrontar muchos cambios en la dieta y el estilo de vida al mismo tiempo, pero la mayoría de la gente necesita tomar las cosas paso a paso. Si planeas una reparación completa a tu estilo de vida, probablemente no lo consigas al primer intento. Haz pequeños cambios los cuales sabes puedes llevar a cabo, como añadir más pasos a tus caminatas diarias.

– Sobreestimar cuantas calorías estás quemando durante el ejercicio. Estudios han demostrado que la gente sobreestima el número de calorías que queman por alrededor de un 25%. A pesar de lo que la gente piensa, una salida a trotar por la manzana no quemará las calorías de una copa de helado. Más bien, tomaría unas dos horas jugando tenis para lograrlo.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte