Fitness/Salud / Lo más reciente! /
lunes, 30 marzo 2015

Olvídate del insomnio y logra un sueño reparador

Etiquetas: , , , ,

Todos ansiamos tener un sueño reponedor luego de una jornada de trabajo o estudio. No obstante, muchas veces tenemos la mala suerte de no poder dormir y andar cansados al día siguiente. Según el Dr. Villagrán, Neurólogo de Clínica Ciudad del Mar “esto sucede porque existe un trastorno del sueño, consistente en la dificultad para dormir que se expresa en tener un sueño pobre en cuanto a la calidad de éste, ya sea al inicio, en el mantenimiento o al amanecer”.

El insomnio tiene varios factores predisponentes, que van desde inadecuados hábitos de vida hasta factores psiquiátricos. Este último es el más importante de todos, ya que vemos cómo la falta de sueño puede ser la manifestación de trastornos de ansiedad y depresión. Asimismo, “existe la posibilidad de que haya efectos secundarios derivados de malos hábitos de sueño, inadecuado uso de medicamentos para dormir en quienes padecen de insomnio crónico, escasa actividad física y la auto privación de dormir con horas insuficientes de sueño nocturno”. Pero eso no es todo, puede incluso deberse a algunas patologías del sueño como “el síndrome de apnea obstructiva del sueño, reflujo gastroesofágico, adicciones a drogas o alcohol, entre otros”, puntualiza el especialista.

Si bien hay veces en las que cuesta conciliar el sueño, sólo “se puede hablar de un trastorno cuando una persona tarda más de media hora en dormirse o despierta prolongadamente a las 2 ó 3 horas luego de haber concebido el sueño y le cuesta retomarlo de forma continua. También cuando la noche se le acorta y despierta 2 ó 3 horas antes de lo deseado”, explica el Dr. Villagrán, quien agrega que “la somnolencia diurna excesiva y consecutivo a ello irritabilidad, alteraciones de memoria, fallas en tareas manuales de precisión, entre otros, son efectos de alguien que no ha dormido como corresponde”.

 ¿Cómo lo prevenimos?

Contar ovejas saltando sobre una barrera para poder dormir es un consejo que ha traspasado generaciones, al igual como lo es el tomar leche caliente antes de ir a la cama. Cualquiera sea la técnica que se emplea, lo importante es lograr un sueño reparador que nos permita enfrentar la jornada del día siguiente con la energía necesaria. Para esto, el neurólogo de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Andrés Villagrán, nos entrega algunos tips para que tengamos una noche de descanso:

Ir a la cama sólo cuando tenga sueño.

Usar la cama y dormitorio sólo para dormir, evitando utilizarlo para comer, trabajar, etc.

No esforzarse por dormir, no estresarse.

Tener horarios fijos para despertar.

Evitar siestas.

Antes de acostarse aplicar técnicas de relajación.

Evitar excesos de luz, ruidos (usando incluso tapones de oídos) y temperaturas extremas en la habitación.

Bajar la activación antes de acostarse: no beber alcohol ni café 4 a 6 hrs previo al dormir, evitar la nicotina (tabaco), no hacer ejercicio físico antes de acostarse, evitar alimentación abundante, no mirar TV desde la cama, evitar uso crónico de fármacos hipnóticos, entre otros.

Foto de: ellayelabanico.com

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte