Destacados / Lo más reciente! / Viajes /
miércoles, 9 septiembre 2015

Pipa, la nueva joya de Brasil

[adrotate banner=»6″]

A 80 km de la ciudad de Natal, al noreste de Brasil, encontramos un pequeño paraíso de surfistas, artesanos y amantes de los viajes: Pipa. Esta pequeña localidad aislada de las grandes ciudades, ha comenzado a abrirse al turismo, pero sin perder la esencia de sus habitantes y la magia de sus playas e instalaciones.

Pipa es un lugar hippie que tiene todo lo necesario para pasar unas vacaciones inolvidables. Tiene varias playas para conocer, bares y restaurantes rústicos, con música en vivo y comida exquisita. Palmeras altas, delfines, agua tibia y capirinhas son parte de las bondades que ofrece la zona.

Personalmente, es uno de los destinos que mas me ha gustado y en el que me habría quedado mucho tiempo más del que planifiqué, se los recomiendo 100% y es por eso que aquí van algunos tips:

  1. Pon atención a la marea. De acuerdo a cada día del mes hay un ‘calendario’ con los horarios de las mareas, esto debido a que va cambiando constantemente y hay días en que amanece con la marea muy baja y otros en que la marea sube muy temprano. Es importante prestarle atención a esto porque si no calculas o no te informas bien, puedes quedar atrapado en una playa porque debido a la alta marea no hay forma de regresar hasta que vuelva a bajar. Todos los hostales u hoteles tienen esta información, por lo que sólo debes pedirla.
  2. Sus playas son hermosas y entretenidas y lo mejor es que es muy fácil llegar a todas. A la playa de los delfines te vas caminando por la arena, desde la playa del centro son unos 20 minutos y la vista es maravillosa. A la playa del amor puedes ir en auto, pero también caminando, considera esta última opción porque el paisaje para llegar está lleno de vegetación, es muy agradable y vale la pena conocerlo. Al resto de las playas puedes llegar en auto, pero si quieres ahorrar también puedes hacerlo en transporte público. Justo frente a la policía pasa el ómnibus que para en cada playa y a la vuelta, lo mismo.
  3. Si te encanta ir de shopping, date un tiempo o una tarde para salir a recorrer la gran cantidad de tiendas que hay en la avenida principal. Vestidos, artesanías, souvenirs y trajes de baño hacen imposible no caer en la tentación de comprar alguna cosa.
  4. Cada playa tiene lo suyo, pero con lo que me encontré casi al final de Playa Amor fue maravilloso. Armada de manera muy artesanal, había una »biblioteca en la playa», con un montón de libros de diferentes tipos. La dinámica era sencilla: podías acercarte, elegir el que quisieras, leer un rato y luego devolverlo. Hacer un aporte o entregar una propina es opcional.
    1979744_10152008369590878_1252705887_n
  5. Un poco más alejado pero con la opción de llegar fácilmente en ómnibus, se encuentra el pueblo de Tibau do Sul, en el cual puedes disfrutar de aguas muy tranquilas y lo mejor de todo, del único lugar cercano para ver la puesta de sol en el mar. Asegúrate de subir de la playa tipo 16:00, para que llegues al lugar del atardecer con calma. Además, justo ahí hay un bar/restaurant que tiene los mejores crepes y batidos de la zona. Realmente una combinación perfecta para disfrutar de este espectáculo,
  6. Si bien hay hoteles, Pipa no se caracteriza por sus lujos. En su mayoría ofrece posadas de todo tipo. Hay algunas en pleno centro y otras un poco más alejadas (de todas formas en Pipa es todo cerca y caminable). Yo fui en un viaje de pareja y si bien nos encantan las fiestas, también necesitábamos un lugar alejado del ruido que nos entregara tranquilidad cuando quisiéramos. Para eso, la posada ‘Pipa Beach House’ fue la mejor opción. Todo impecable, los dueños muy amables, el desayuno abundante y el precio por debajo de la media.
  7. La gracia de un lugar como éste, radica en la diversidad de actividades para hacer de día y de noche. En el día puedes andar en kayak (playa delfines), aprender a surfear (playa madeiro, para mi gusto la mejor de todas), ir al santuario ecológico (cercano a playa madeiro, con monos, tortugas y unas vistas del acantilado increíbles), comer rico, tomar sol, bañarte en el mar con delfines, etc… Y en la noche, la vida sigue! Hay un sinfín de restaurantes para una buena cena y luego el bar OZ para ira disfrutar de unos tragos caribeños. El mismo bar se transforma en discoteque hasta las 2:00 am y luego sigue la fiesta en la playa hasta el amanecer, todo esto con entrada gratuita. También hay algunos días en que hay fiesta en ‘Ágora’, un lugar en el que solo se baila »forró» (baile típico del noreste brasileño). Allí puedes disfrutar de entretenidos shows y también aprender a bailar. La entrada cuesta aproximadamente 5 dólares.

Por: Fernanda Urzúa M.

[adrotate banner=»6″]

1888570_10152008373565878_960870248_nDSCN9904pipapraia-do-amordelf

[adrotate banner=»6″]

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte

Lo más reciente! /
lunes, 22 junio 2015

Pipa, la nueva joya de Brasil

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

[adrotate banner=»9″]

A 80 km de la ciudad de Natal, al noreste de Brasil, encontramos un pequeño paraíso de surfistas, artesanos y amantes de los viajes: Pipa. Esta pequeña localidad aislada de las grandes ciudades, ha comenzado a abrirse al turismo, pero sin perder la esencia de sus habitantes y la magia de sus playas e instalaciones.

Pipa es un lugar hippie que tiene todo lo necesario para pasar unas vacaciones inolvidables. Tiene varias playas para conocer, bares y restaurantes rústicos, con música en vivo y comida exquisita. Palmeras altas, delfines, agua tibia y capirinhas son parte de las bondades que ofrece la zona.

Personalmente, es uno de los destinos que mas me ha gustado y en el que me habría quedado mucho tiempo más del que planifiqué, se los recomiendo 100% y es por eso que aquí van algunos tips:

  1. Pon atención a la marea. De acuerdo a cada día del mes hay un ‘calendario’ con los horarios de las mareas, esto debido a que va cambiando constantemente y hay días en que amanece con la marea muy baja y otros en que la marea sube muy temprano. Es importante prestarle atención a esto porque si no calculas o no te informas bien, puedes quedar atrapado en una playa porque debido a la alta marea no hay forma de regresar hasta que vuelva a bajar. Todos los hostales u hoteles tienen esta información, por lo que sólo debes pedirla.
  2. Sus playas son hermosas y entretenidas y lo mejor es que es muy fácil llegar a todas. A la playa de los delfines te vas caminando por la arena, desde la playa del centro son unos 20 minutos y la vista es maravillosa. A la playa del amor puedes ir en auto, pero también caminando, considera esta última opción porque el paisaje para llegar está lleno de vegetación, es muy agradable y vale la pena conocerlo. Al resto de las playas puedes llegar en auto, pero si quieres ahorrar también puedes hacerlo en transporte público. Justo frente a la policía pasa el ómnibus que para en cada playa y a la vuelta, lo mismo.
  3. Si te encanta ir de shopping, date un tiempo o una tarde para salir a recorrer la gran cantidad de tiendas que hay en la avenida principal. Vestidos, artesanías, souvenirs y trajes de baño hacen imposible no caer en la tentación de comprar alguna cosa.
  4. Cada playa tiene lo suyo, pero con lo que me encontré casi al final de Playa Amor fue maravilloso. Armada de manera muy artesanal, había una »biblioteca en la playa», con un montón de libros de diferentes tipos. La dinámica era sencilla: podías acercarte, elegir el que quisieras, leer un rato y luego devolverlo. Hacer un aporte o entregar una propina es opcional.
    1979744_10152008369590878_1252705887_n
  5. Un poco más alejado pero con la opción de llegar fácilmente en ómnibus, se encuentra el pueblo de Tibau do Sul, en el cual puedes disfrutar de aguas muy tranquilas y lo mejor de todo, del único lugar cercano para ver la puesta de sol en el mar. Asegúrate de subir de la playa tipo 16:00, para que llegues al lugar del atardecer con calma. Además, justo ahí hay un bar/restaurant que tiene los mejores crepes y batidos de la zona. Realmente una combinación perfecta para disfrutar de este espectáculo,
  6. Si bien hay hoteles, Pipa no se caracteriza por sus lujos. En su mayoría ofrece posadas de todo tipo. Hay algunas en pleno centro y otras un poco más alejadas (de todas formas en Pipa es todo cerca y caminable). Yo fui en un viaje de pareja y si bien nos encantan las fiestas, también necesitábamos un lugar alejado del ruido que nos entregara tranquilidad cuando quisiéramos. Para eso, la posada ‘Pipa Beach House’ fue la mejor opción. Todo impecable, los dueños muy amables, el desayuno abundante y el precio por debajo de la media.
  7. La gracia de un lugar como éste, radica en la diversidad de actividades para hacer de día y de noche. En el día puedes andar en kayak (playa delfines), aprender a surfear (playa madeiro, para mi gusto la mejor de todas), ir al santuario ecológico (cercano a playa madeiro, con monos, tortugas y unas vistas del acantilado increíbles), comer rico, tomar sol, bañarte en el mar con delfines, etc… Y en la noche, la vida sigue! Hay un sinfín de restaurantes para una buena cena y luego el bar OZ para ira disfrutar de unos tragos caribeños. El mismo bar se transforma en discoteque hasta las 2:00 am y luego sigue la fiesta en la playa hasta el amanecer, todo esto con entrada gratuita. También hay algunos días en que hay fiesta en ‘Ágora’, un lugar en el que solo se baila »forró» (baile típico del noreste brasileño). Allí puedes disfrutar de entretenidos shows y también aprender a bailar. La entrada cuesta aproximadamente 5 dólares.

Por: Fernanda Urzúa M.

[adrotate banner=»9″]

1888570_10152008373565878_960870248_n DSCN9904 pipa praia-do-amor delf

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte