Chile / Lo más reciente! /
martes, 26 enero 2016

Prilov: donde los clósets se conectan, se comparten y se renuevan

Etiquetas: , , , ,

Prilov busca dar la posibilidad a todas las mujeres de convertir sus clósets en su propia tienda, en un ambiente de comunidad y seguridad. Para esto sólo deben crear su perfil en la página y ya pueden comenzar a subir las fotos de la ropa que ya no usan.

Bajo el concepto de conocer, compartir y sentir confianza viendo personas reales y conociéndolas a través de sus perfiles, y tener acceso a los comentarios que otras personas han dejado de ellas según experiencias de compra y venta, nació Prilov.

Prilov: una app creada por amantes de la ropa

Prilov.comes el lugar donde los guardarropas se conectan, se comparten y se renuevan, así lo definen sus creadoras, Andrea Tapia y Cony Sepúlveda, dos amigas chilenas que viven en Santiago y Londres, respectivamente.

A estas chicas siempre les ha gustado la moda, imponer tendencias y cambiar constantemente de estilo. Y como buenas fanáticas de la ropa, también eran expertas en acumular muchas prendas y dejarlas eternamente en el clóset. Se dieron cuenta que vendiendo la ropa que ya no usaban podían ganar mucha plata y con eso aprovechar de comprar más, por supuesto.

Desde hace algunos años, tenían ganas de hacer algo que tuviera relación con la ropa y agregarles su valor, no sólo quedarse en la compra y venta de productos.

Fue entonces cuando decidieron hacer un viaje por Europa buscando oportunidades en el mundo de la moda. Este universo las hizo ver un sistema muy interesante que quisieron replicar como modelo de negocios.

La economía colaborativa: el futuro de los negocios es compartir

La economía colaborativa o sharing-economy, es lo que la lleva en Europa. “Esto consiste en un sistema de consumo colaborativo donde se comparten y se intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales«, cuenta Andrea Tapia.

Este tipo de aplicaciones y plataformas te permiten conectar con personas que no conoces, comunicarte y confiar en ellas. Por ejemplo: si una persona que vive a dos cuadras de tu casa y sólo ocupa su auto los fines de semana, tú puedes ponerte de acuerdo por medio de las apps para usarlo en la semana, de esto se trata el «sharing-economy«.

De esta manera, Cony Sepúlveda llegó a hacerse la pregunta clave para su negocio: «¿Si tengo ropa linda que ya no uso, y probablemente no volveré a usar, por qué no le doy una segunda oportunidad en otro clóset?».

prilov

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte