Sexualidad /
martes, 5 junio 2012

Ps. Rodrigo Jarpa: Sexo Post Divorcio

Etiquetas: , , , ,

Nadie se casa esperando separarse, pero seamos realistas; si tomamos como criterio de normalidad los números, hoy parece ser más normal separarse que seguir casado -por más doloroso que pueda ser-.

Sin adentrarnos en hipótesis explicativas psico socios culturales que se hacen casi obvias, de las razones de esta nueva normalidad, en esta oportunidad voy a hablar de la vida sexual post-divorcio. Puede que tú que lees estas líneas estés separado y sientas la necesidad de estar nuevamente con alguien sexualmente, o quizás buscando comprometerte en una nueva relación; puede verse difícil el panorama, sobre todo si no has tenido una pareja sexual en mucho tiempo más que tu ex.

Para muchas parejas la razón de dar fin a la relación es por una deficiente vida sexual, según lo que cada persona y pareja define como deficiente… puede que eso te haya hecho olvidar que el sexo puede ser una fuente de mucho placer. Puede ser beneficioso pensar quien eres tu como un ser sexual y re comenzar a tener vida sexual, puede ser una experiencia liberadora donde puedes descubrir un nuevo mundo de oportunidades en lo que a placer sexual respecta.

Es importante tener en claro que lo que “funciona” con una persona, no necesariamente va a “funcionar” con otra en relación al placer sexual. Esto también depende del contexto, ya que hemos aprendido que ciertas prácticas se asocian a determinado tipo de relación… esto muchas veces es una limitante y se ve por ejemplo en la dicotomía de la virgen y la puta…hay hombres que jamás pensarían en tener sexo anal con sus mujeres por mas que les guste, pero si lo consideran valido en una relación extra marital o “extra pareja estable”. Es importante comunicarte con tu/s nueva/s parejas y saber cuáles son sus (y tus) necesidades. Esta etapa de exploración y conocimiento puede ser en sí misma; intensamente placentera.

La química también juega a tu favor, tal como lo señala la antropóloga Helen Fisher, ya que en esta primera etapa habría un aumento de los niveles de estrógeno y testosterona. La novedad y la excitación a su vez, aumentan los niveles de dopamina y norepinerfrina en el cerebro, que se asocian a mayor energía y motivación. Este coctel es algo que va desapareciendo en las relaciones de largo plazo.

 

 

 

Ps. Rodrigo Jarpa, Terapeuta y Especialista en Sexualidad

@rodrigojarpa

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte