Sexualidad /
martes, 24 marzo 2015

Quiero decirle a mi mamá que tengo un problema sexual @miintimidad

Etiquetas: , , ,

Afortunadamente a Centro Miintimidad están llegando muchas mujeres jóvenes a consultar por algún problema de sexualidad. Digo afortunadamente, pues con toda la información que está al alcance de la mano, les es más fácil sentirse identificadas con lo que les está ocurriendo y atreverse a investigar y tratar de resolver la problemática que les aqueja.

Hace poco me tocó atender a una  pareja de pololos, que venían en uniforme de colegio, tenían 18 años y estaban juntos hace 2 años. Después de 18 meses de pololeo decidieron tener relaciones sexuales. Pilar, sin decirle a su madre fue a la ginecóloga para buscar un  método anticonceptivo y comenzó a tomar pastillas.

Después de unos meses y varios intentos frustrados, se dieron cuenta que algo no estaba funcionando bien, pero pensaron que podría ser la inexperiencia, porque ambos eran vírgenes. Al cabo de varias conversaciones decidieron tomar la valiente decisión de consultar y así es como llegaron a Centro Miintimidad. Después de examinarla y constatar que Pilar efectivamente tenía vaginismo, les expliqué en qué consistía el tratamiento y que necesitaríamos unas diez sesiones aproximadamente, con lo cual lograríamos solucionar el problema.

Ambos dijeron que sus padres no sabían que ellos estaban teniendo relaciones sexuales, que por ningún motivo deberían enterarse y que por lo tanto ellos pagarían el tratamiento con sus mesadas. Me dio mucha pena y decidí convencerlos y ayudarlos a buscar una estrategia para lograr que Pilar se atreviera a tener una conversación con su madre y explicarle sin grandes detalles que ocasionalmente sentía tensión y dolor en el área genital, que decidió consultar y se enteró de que sus músculos vaginales estaban muy tensos y apretados, por lo que necesitaría un tratamiento para aprender ejercicios y técnicas específicas para relajarlos.

La mamá de Pilar le agradeció la confianza y por supuesto ofreció su ayuda para acompañarla y financiar el tratamiento de su hija.

Por lo tanto, no tengas miedo o vergüenza de contarles a tus padres si tienes algún problema, sólo busca la estrategia de cómo decirlo y  seguro obtendrás su apoyo.

Odette Freundlich

Directora de Centro Miintimidad

Kinesióloga Especialista en Rehabilitación Pelviperineal y Sexualidad
www.miintimidad.cl
[email protected]

 

Foto de: upsocl

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte