Lo más reciente! / Mujer Actual / Relaciones /
martes, 2 junio 2015

Basta de niños, quiero un hombre de verdad

Etiquetas: , , , ,

Como ya les hemos contado antes, nos encanta los post que publica Emilia García. Tiene una capacidad para interpretar lo que miles de mujeres sienten en forma clara, honesta y emocionante. Compartimos con ustedes una reflexión respecto a lo que entendemos como un hombre de verdad.

«Un hombre de verdad no titubeará si sabe que eres la indicada.

Me cansé. Me cansé de ser la encargada del jardín infantil. Me cansé de que un niño siguiese jugando con mis sentimientos porque no estaba seguro de lo que quería. Me cansé de darlo todo y no recibir nada. Me cansé de la inmadurez, me cansé de tener que demostrarle a alguien lo que valgo. 

Quiero un hombre de verdad.

Porque un hombre de verdad es lo suficientemente seguro de sí mismo, sin llegar a ser engreído. También tiene miedos, pero los enfrenta. Un hombre de verdad es sensible, valora sus sentimientos, los trabaja y expresa, no deja todo adentro para un día explotar. Un hombre de verdad trabaja por la relación. Sabe que cuesta trabajo e invierte tiempo y esfuerzo para obtener frutos. Un hombre de verdad es directo, y te dirá lo que le molesta, pero solo porque confía en que la comunicación es fundamental para la relación.

Un hombre de verdad no titubeará si sabe que eres la indicada, porque sabe lo que quiere, y lo busca, no anda por ahí probando simultáneamente para ver lo que consigue. Un hombre de verdad mantiene su independencia y misterio, sin embargo eso no lo frena de decirte cuánto te ama y valora, porque comprende lo afortunado que es de estar contigo. Un hombre de verdad quiere hacerte sentir especial.

Un hombre de verdad no asume que sabes las cosas, las dice, aunque suene repetitivo; prefiere prevenir que lamentar, porque es sensato. Piensa dos veces antes de decir las cosas. Y eso porque sabe que muchas veces la rabia e ira traicionan, y que salen de nuestra boca palabras que en realidad no sentimos.

Un hombre de verdad no sale con una chica solo por salir. Se salió de la competencia de quién se acuesta con más mujeres. Es selectivo, lo suficientemente maduro como para aceptar un compromiso, y comprende la profundidad del sexo. No se arriesga a echar una relación por la borda solo por unos minutos de placer. Prefiere la química que la lujuria, y es respetuoso y caballero, y no hará nada que tú no quieras.

Un hombre de verdad sabe que es un hombre de verdad. Sabe de prioridades, sabe qué es lo que realmente importa en la vida. Está tan enfocado en cumplir sus sueños que no tiene tiempo para banalidades. Pero a la vez, puede hablar de la inmortalidad del cangrejo y luego de crisis existenciales, y nada de eso lo definirá. Un hombre de verdad no se preocupa de los grandes lujos, sino de los pequeños detalles, porque sabe que esos son los que importan.

Un hombre de verdad se salió del juego de las “tácticas” y del “te ignoro para que caigas”. Tampoco buscará ponerte celosa porque sabe que eso solo los puede dañar, y entiende que la confianza es la base de una relación.

Un hombre de verdad nunca sería capaz de hacerle daño a una mujer, y, especialmente, no a la mujer que ama.»

Captura-de-pantalla-2015-05-27-a-las-11.09.58

Fuente y fotos: upsocl.com

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte