Lo más reciente! / Relaciones /
martes, 20 junio 2017

Relaciones irresistibles que todas sabemos que terminarán en lágrimas

Etiquetas: ,

Hay relaciones que están destinadas a hundirnos en hoyos negros y profundos… lo sabemos desde que sentimos esa primera cosquillita en la panza cuando te voltea a ver, ese momento en el que sabes que ya valiste… Que te vas a aventar de cabeza y no hay nada que puedas hacer para impedirlo.

La realidad es que sí podríamos tomar mejores decisiones y no meternos en esas historias que nos dejarán el corazón en pedacitos, pero estas situaciones son a veces irresistibles para todos nuestros sentidos.

Estas son las relaciones prohibidas que son increíblemente tentadoras:

Con un hombre casado
O con un chico con novia… El hecho de que el sujeto en cuestión tenga pareja lo vuelve una presa prohibida que necesitas hacer tuya. Yo creo que las mujeres jamás nos fijamos en un hombre que esté con otra chica, tal vez lo vemos guapito y medio nos parece atractivo, pero lo volteamos a ver de verdad cuando él hace el primer movimiento.

Una vez que te lanza esa mirada matadora, te sonríe de una forma coqueta y te dice que nadie lo hace reír como tú ya no puedes dejar de verlo.

Salvo contadísimas excepciones, empezar una relación con alguien que tiene a otra persona, no va a resultar en nada bueno.

Con tu jefe
Una idea malísima… pero súper sexy. Si tu jefe es medianamente guapo y encima te cierra el ojo y te dice que eres brillante, estás a medio minuto de quitar todas las cosas de su escritorio para aventártele encima.

Hay algo muy tentador en estas relaciones en las que se juega con el misterio, la adrenalina de mantenerlo en secreto y de encontrarse en los pasillos para robarse un beso tan apasionado como fugaz…

Enredarte en esta historia no sólo pone en riesgo tu trabajo. Tu estabilidad mental se verá afectada y hasta tu estómago. Si el jefe en cuestión resulta tener varias “amiguitas” en la oficina, el día que te lo encuentres en el pasillo con otra te vas a querer morir.

Con tu ex… el patán
Siempre hay algo de comodidad en acostarte con un ex, es una situación en la que puede caerse fácilmente, pero si el ex en cuestión es ese patán horrible que te dejó llorando sola en una esquina es una terrible idea.

Pero entendemos… ese ex espantoso suele ser uno de los mejores que has tenido en la cama y la tentación se vuelve irresistible. Sabes que no saldrás bien librada del asunto y que probablemente volverás a esperar algo y de él y él te dejará sentada llorando sola en una esquina, pero no puedes decir que no.

Con el amigo / hermano/ primo de tu ex
Caso opuesto: el ex que más te ha amado, ese súper buen partido con el que tu mamá siempre quiso que te casaras y que por alguna extraña razón no lograste amar… él suele tener un hermano, un primo, un mejor amigo totalmente irresistible.

De esta situación probablemente no salgas lastimada y tu corazón se mantenga intacto, pero sin duda dejarás un par de lágrimas tiradas por ahí.

El ex de tu amiga
Por alguna razón, algunos de estos personajes se vuelven irresistibles cuando terminan con tus amigas… Tal vez sea porque te gustaba la relación que tenían o porque él era especialmente atento o radicalmente patán pero hay algo en algunos de los ex novios de las amigas que nos pone a temblar.

Sobra decir que esta es una pésima idea y que vas a acabar sin novio, sin amigas, y sintiéndote peor que cucaracha. Esta relación no vale la pena ni para una buena noche de sexo, nunca sale bien.

Estas 5 relaciones son súper atractivas pero no suelen dejarnos con nada más que experiencias vividas. Todas las relaciones de poder (tu jefe, tu profe, el Director de al lado) son tentadoras y, aunque seguramente las vamos a vivir alguna vez en la vida, lo mejor es aprender de ellas y tratar de tomar mejores decisiones en un futuro.

Si es que se puede…

Por: Caro Saracho

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte