La mirada de ellos / Lo más reciente! /
lunes, 19 noviembre 2012

Rodrigo Guendelman: «La vida te enseña»

Etiquetas: , ,

Estar más viejo tiene sus gracias. Salvo que seas un verdadero pelmazo, cuando has pasado la primera mitad de la existencia algo de sabiduría y madurez corre por tus venas hace un buen rato. Te has caído y te levantaste, sufriste, amaste, construiste y, en muchos casos, ya sabes lo que es criar. Seguramente hace tiempo que cortaste el cordón, vives de tu trabajo, lavas la ropa en tu casa y no buscas la contención emocional en el hogar de tus padres.

Estás en un momento de la vida en que puedes empezar a sacar ciertas conclusiones, te das cuenta que has aprendido lecciones y por primera vez te atreverías a compartirlas con otros menos experimentados. Sabes, claro, que cada uno tiene que recorrer su propio camino, no obstante quisieras ahorrarle a los que recién parten un par de tropiezos. Por eso, piensas y luego anotas cosas como las siguientes.

Se puede vivir con menos (esos meses de allegado en la casa de tus suegros púcha que te enseñaron cosas importantes); tener un hijo es aprender a amar a otro nivel así como a temer por su vida de la misma manera; el mejor jefe es el que no existe; meterle cabeza a la elección de pareja es más importante que meterle corazón; el karma existe y la mala vibra se devuelve; la terapia es uno de los lujos más rentables; el sexo en la pareja es fundamental y es harto más que sólo un aspecto de la relación; los fundamentalismos religiosos son todos iguales de dementes, no importa el credo; lo que tus padres te enseñan dura para siempre; exigir derechos va de la mano con cumplir obligaciones; el sol no sólo da cáncer sino que arruga de manera implacable; fumar es una de las cosas más estúpidas que pueden existir y sólo te das cuenta cuando lo dejas; sí importa y mucho lo que comemos; los buenos amigos se ven en los momentos muy difíciles y las parejas bien elegidas, también; casarse viejo es un buen consejo para un hombre; convivir antes es un excelente paso para casarse después; es mejor vivir en un país donde uno le tiene respeto a los carabineros: es mucho más sano ser una nación con divorcios que con nulidades; la política sí es muy importante y nos conviene que la gente quiera ejercer funciones públicas: la educación es la madre de la igualdad; en Chile la meritocracia todavía es menos importante que el segundo apellido; es absurdo que haya tanta gente de la tercera edad sin oportunidades laborales cuando todo indica que la experiencia es un activo invaluable; como tratas a los animales terminarás tratando a las personas; los extremos pocas veces son buenos; los hobbies peligrosos sí matan y especialmente a los hombres que intentan jugar a ser omnipotentes; la música y el cine y los  libros y bailar debieran ser actividades subsidiadas por el estado porque producen ciudadanos más felices y generan más creatividad e inteligencia y aumentan la actividad económica; viajar es fundamental para abrir la cabeza; tener un compañero de curso con discapacidad o de otra religión o de otra raza es un regalo para la vida; a las mujeres les encantan las joyas pero todavía las seduce más un pedazo de papel escrito a mano ( o un whatsapp cariñoso); el pasto del vecino NO es más verde; el fracaso es un ingrediente fundamental en un buen Currículum Vitae; un hombre siempre va a querer mirar a una mujer guapa en la calle y todo consiste en disimularlo lo mejor posible; la salud es lo más importante; las mujeres son más capaces que los hombres pero nosotros nos hacemos menos complicada la vida; jamás será una buena idea olvidarse del cumpleaños de tu señora; trabajar en lo que te gusta siempre va a ser más rentable aunque ganes menos; la única manera de terminar con la discriminación es retando a tu hijo al primer chiste homofóbico o xenófobo; por alguna razón tan cósmica como indescifrable, a las mujeres les gusta verse el tarot, ir las brujas, que les lean la carta astral y eso jamás va a cambiar; el Finasteride sí ayuda a controlar la caída del pelo y lavarse el pelo todos los días no es buena idea si se quiere evitar la calvicie; nunca hay que subirse a una bicicleta sin ponerse casco; siempre hay que usar el cinturón de seguridad; cuanto más joven contratas el seguro de vida, más barato es; escribir columnas te asegura un millón de enemigos. 

Por Rodrigo Guendelman

www.guendelman.cl

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte