Crianza / Lo más reciente! / Relaciones / Ser feliz y coaching /
martes, 13 abril 2021

¿Sabes qué es el Gaslighting parental? 6 formas de reconocerlo

Etiquetas: , , ,

El término viene de una película con ese nombre, pero no tiene traducción precisa al español. Este se trata de una forma de manipulación o abuso emocional cuyo objetivo es hacer que dudes de tu propio criterio, juicio e incluso de tu memoria.

Esta clase de manipulación puede hacer que padezcas ansiedad, confusión e incluso puede derivar en una depresión. Es probable que no nos demos cuenta de este tipo de abuso emocional, pero está presente en distintos tipos de relaciones, consciente o inconscientemente, haciendo crecer en nosotros la duda y la autodesconfianza.

Robo de niños

Los desórdenes emocionales provocados por el gaslighting pueden tener ciertas consecuencias o efectos, como afectar la capacidad de recordar ciertas cosas, dañando el correcto funcionamiento de la memoria. Otro efecto posible es que siembra una duda en la víctima que la hace creer que sufre trastornos psicológicos (inexistentes), y así la lleva a cuestionarse su criterio y sus decisiones.

Una de las formas más inesperadas y controversial es la utilización de este tipo de abuso por parte de los padres. Con esto, buscan desgastar emocionalmente a sus hijos: culpándolos, maltratándolos psicológicamente, fingiendo una vida ideal con una familia maravillosa frente a los demás, etc.

También te podría interesar: Relaciones tóxicas: Señales que te ayudarán a identificarlas

La autoestima de los niños y adolescentes que pasan por este tipo de manipulación, así como su propia identidad, se ven afectadas. Con esto, los padres buscan mantener el control sobre sus hijos y proyectan, equivocadamente, sus frustraciones en ellos. Lamentablemente, este maltrato es invisible.

¿Cómo reconocer a un padre gaslighter?

Crianza no gritarle a tu hijo

Son aquellos que culpan a sus hijos de sus problemáticas o dolores: es culpa de sus hijos que su relación de pareja no funcione, que su vida cambiara, que perdieran su trabajo… Etc. En casos más dramáticos, los padres los culpan de la muerte de sus otros niños

También son esos padres que demuestran favoritismo por alguno de sus hijos, haciendo gaslighting a los demás. Esto se traduce en una baja de la autoestima del niño supuestamente responsable, criticando su comportamiento y haciéndole creer que no merece el mismo afecto.

Una última característica es que atacan cualquier tipo de pasatiempo que tienen sus hijos, ignorando todo tipo de talento que pudieran presentar.

Este tipo de abuso puede darse de manera inconsciente y ser una forma de traspasar la manipulación propiamente sufrida, haciendo creer a los hijos que son los culpables de todos los males. O de manera consciente, queriendo controlar su libertad y afectando su infancia.

También te podría interesar: 6 hábitos tóxicos en una relación que la gente piensa que son normales

Los niños que sufren este tipo de abuso están indefensos. Nadie está pendiente de la crianza ajena y no tenemos como saber que aquella pareja que parece tan feliz está abusando psicológicamente de sus propios hijos. Este es un problema que tiene pocas oportunidades de solucionarse y que afecta la vida de muchos adultos que fueron manipulados desde niños.

6 señales de que tu padre podría estar gaslighting 

1. Te hacen cuestionar tus recuerdos de eventos pasados

Es normal que nuestros recuerdos de infancia sean un poco diferentes de los de nuestros padres. Tal vez podrías haber jurado que ese cumpleaños en que te disfrazaste de Power Ranger fue a los cinco y no a las 6 o que tu mochila favorita tenía un dibujo de Barbie y no de Barney, sin embargo cuando tus padres actuan como si algo que tuvo un efecto profundo en ti no hubiera sucedido, entonces ahí entramos en el terreno del Gaslighting. Supongamos que tú recuerdas haber sufrido de bullying en segundo grado y tus progenitores te dicen «Estás siendo dramática… Eso nunca sucedió». Con esto ellos invalidan tus experiencias y te hacen cuestionar tu memoria. Y esto es sin duda una llamada de alerta.

2. Te dicen lo que te gusta (y lo que no)

Cuando somos niños, no es raro que los padres hagan esto. Probablemente recuerden mejor que tú la primera vez que probaste pepinillos y lloraste durante 25 minutos. Sin embargo, ahora eres un adulto y solo tú puedes decidir qué te gusta y qué no. Si tus progenitores intentan constantemente convencerte de que definitivamente dijiste que nunca querrías mudarte a Nueva York, están tratando de que dudes de tus propias opiniones, dándoles más control a ellos.

3. Niegan las cosas sobre lo que les llamas la atención

Este se aplica a cualquier tipo de relación en la que sospechas que alguien te está engañando. Sabes que algo está sucediendo, pero cuando lo mencionas, te encuentras con una negación total y, potencialmente, incluso con un, «Estás loco. ¡¿De qué estás hablando?!» Una vez más, esta es una forma de hacerte cuestionar tu propia cordura y desviar la culpa de ellos mismos.

4. Te dicen que estás exagerando

Otra señal reveladora de que alguien te está gaslighting. Uno de los principales objetivos de un gaslighter es hacerte cuestionar tus propios pensamientos y emociones. Digamos que rompiste con tu novio y has decidido quedarte en cama porque estás deprimido. Tu padre no entiende por qué le estás dando tanta importancia a la situación y no puede creer que estés cancelando tus planes para cenar por esa persona. Bien, no tiene por qué hacerlo. Pero decir:»Estás exagerando demasiado con esto» es una toxicidad de grado A; mientras que «No sé por lo que estás pasando, pero siento mucho que esto haya pasado» es mucho más compasivo.

5. No se emocionan por ti

Hace meses que estás esperando esa promoción y hoy por fin la has conseguido, sin embargo cuando llamas a tu mamá para decírselo su reacción, en el mejor de los casos, es mediocre.  Tus padres deben ser tus mayores fans y hacerte sentir mal o deprimido podría ser una señal de que se trata de una relación tóxica. Una buena forma de reconocer si este o cualquier otro vínculo es dañino es hacerse la siguiente pregunta después de pasar un tiempo con la o las personas:  «¿Me siento mejor o peor que cuando salí de casa esta mañana?» Si constantemente te sientes peor, es claro que la situación no es algo positivo para ti. No permitas que agoten como resultado de dar y dar y no recibir nada a cambio.

6. Siempre juegan a ser la víctima

En el libro «5 tipos de personas que pueden arruinar tu vida» de Bill Eddy, el autor identifica a HCP (personalidades altamente conflictivas), como aquellas personas que tienen el potencial de causar estragos en las vidas de sus amigos y familiares. Un hilo común entre estas es la falta de capacidad para cambiar o ver su participación en los problemas de la vida. «Creen erróneamente que todos sus problemas simplemente les suceden, como si cayeran del cielo, y que no hay nada que puedan hacer al respecto», explica. “Se sienten siempre las víctimas en su propia vida”. Cualquiera que no perciba su implicancia en su existencia es un espiral potencial de amargura sin ningún interés de romper el patrón.

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte