Destacados / Lo más reciente! / Relaciones / Ser feliz y coaching /
miércoles, 27 enero 2016

Sentir amor: me he obligado muchas veces a sentirlo

Etiquetas: , , , ,

A veces siento que me he obligado a sentir amor. El curso natural de la vida es que al ser mujer, vivas enamorada por el resto de tus días. Lo vemos en las películas de Disney, en Barbie que no puede vivir sin Ken, en las series adolescentes y en las telenovelas cuando estás más grande. Por ley divina somos nosotras las que sufrimos cuando nos parten el corazón y nos meten en la cabeza que si no tienes novio a cierta edad se te podría pasar el tren.

¿Qué pasa si sentir amor no es lo tuyo?

No es que nunca sentiste nada, lo más probable es que sea lo contrario, sentiste tanto que no supiste qué hacer y lo transformaste en dolor, o lo hicieron por ti, porque tú no decides el día en que partirán el corazón, quizás éste dolor era pequeño y desapareció…desde ese momento supiste que te costaría volver a sentir amor.

Sentir amor por más que parezca algo simple, lo pondría en el grupo de temas tabú, pues vives con la carga social y las comparaciones odiosas, es difícil que alguien reconozca que su corazón romántico se congeló, es complicado decir que estás con esa persona por no sentirte sola, por saciar la necesidad carnal, pero no porque lo quieras…

Cuando tratas de hablar sobre sentir amor las respuestas que te dan son las típicas: “no te frustres” “ya llegará algo” “el amor está a la vuelta de la esquina” “lo importante es el amor propio” “cuando te ames llegará el indicado” te aburres de comentarios, suposiciones sobre tu orientación sexual y te resignas a responder “si me gusta alguien, lo conocí por ahí” por ahí en la invisibilidad, porque no te interesa el tema del amar para nada, tu corazón no late por nadie, en las noches cuando estás en tu cama y cierras los ojos no piensas en un príncipe azul que viene en su unicornio a buscarte, al contrario, le rezas a Dios para que aún no llegue, porque tampoco te cierras a que no sucederá, nadie dice que serás la tía solterona de la familia, es el ahora en que no te ves al lado de un ser humano.

Cansarse de vivir fingiendo

Es agotador vivir fingiendo sentir amor, todos tienen relaciones que van para casamiento, pero tú decidiste casarte contigo misma para cumplir tus sueños y no temes al reconocer que estás dañada, que por eso prefieres omitirlo o simplemente no naciste para las artes amatorias.

Siento que nadie entiende que puedes separar el corazón del cuerpo y darle placer a ambos, no es que andes por ahí regalándote, no te metes con el primero que aparezca, no es que no le quieras tampoco, le estimas pero como estimas a tus mascotas, a la comida, no es un querer que supere a otro, no lo pones en un altar para idolatrarle, no lo luces como a un premio, al llegar la noche escribes en tu diario de vida mas no le mencionas, no lo tienes como contacto en el celular y aunque insista por tratarte con amor, no entenderá que no puedes amarle…

Yo sé que somos más de lo que creemos, pero llevamos esto como un gran secreto, no es lindo que no hables de amor en el mundo, es nadar contra la corriente y que nadie te lanza un remo, te miran raro, te apuntan con el dedo, pero nada puedes hacer, hay que escuchar al corazón y este sólo bombea sangre…

Tú eres la única que puede decidir cuándo estarás preparada para sentir amor

No deberíamos avergonzarnos por no ser “la típica mujer que sueña con casarse y formar un hogar junto al hombre que ama, al contrario somos una nueva generación y es motivo de orgullo. Alcemos la voz y luchemos unidas para que no nos obliguen a amar sino estamos preparadas. Tú decides cuando estés preparada para entregar tu cuerpo, tu alma, tu mente y tu corazón…no te obligues a amar, logra que alguien te ame, a pesar de tus trancas, exigencias y dilemas.

Por La Fashionista Pobre

Foto: we heart it

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte