Fitness/Salud / Lo más reciente! / Sexualidad /
jueves, 25 enero 2018

¿El sexo cuenta como ejercicio?

Es posible que estés hirviendo, sudado y sin aliento después de terminar de tener relaciones sexuales, pero, ¿eso significa que el sexo realmente califica como un entrenamiento?

Una respuesta corta: sí y no. De acuerdo con la investigación que te presentaremos, todo depende de los factores que influyen. Antes de que tu pareja y tu se saquen la ropa del gimnasio y se dirijan al dormitorio, sigue leyendo a continuación, donde desglosamos todos los hechos.

 

¿El sexo cuenta como cardio?

No exactamente. Aunque su frecuencia cardíaca aumenta y técnicamente está quemando calorías durante el sexo, esta sesión íntima es poco probable que sea lo suficientemente intensa para contar como cardio. Como Doug Barsanti , un especialista en resistencia y acondicionamiento certificado y fundador de ReInvention Fitness, afirma: “Realísticamente, la intensidad no es lo suficientemente alta como para sustituir a un entrenamiento regular“.

En un estudio realizado en la Universidad de Montreal – Canadá, que monitoreó las frecuencias cardíacas de las personas en una cinta rodante en comparación con la actividad sexual que tiene lugar en el hogar, la caminadora finalmente ganó en términos de gasto calórico.

Si bien aún se recomienda continuar con los intervalos de cardio de mayor intensidad fuera del dormitorio, la buena noticia es que el sexo se considera un ejercicio moderado, y que se muestra que quema aproximadamente cuatro calorías por minuto , dependiendo de cuán vigoroso sea el acto. Entonces, al igual que con otras actividades físicas, cuanto más se dedique al “sexercicio” (tiempo, ritmo, movimiento, etc.), más calorías quemará, sin mencionar lo divertido que será.

¿El sexo cuenta como entrenamiento de fuerza?

Nuevamente,  y no. Aunque usas muchos músculos durante las relaciones sexuales, el grado de participación de estos grupos depende en gran medida de sus posiciones sexuales. Por ejemplo, el movimiento de empuje del acto sexual es una manera increíble de trabajar el estómago y los glúteos, lo que esencialmente mejorará su postura. Además, posicionarse en la parte superior también fortalecerá sus piernas y brazos.

Sin embargo, aunque pueda estar sintiendo que “quema grasa” en ciertas áreas, no es un entrenamiento intenso debido a que no está trabajando en todos los grupos principales de músculos durante el sexo, es por esto que se aconseja no abandonar la rutina regular de entrenamiento de fuerza.

¿El ejercicio afecta mi vida sexual?

Los estudios han demostrado que las mujeres que hacen ejercicio regularmente no solo tienen una vida sexual más activa, sino que también son más rápidas para alcanzar mayores orgasmos y se excitan más fácilmente.

En conclusión: Jugar debajo de las sábanas (o en cualquier lugar, cual sea el caso) es una manera increíble de acelerar tu corazón y quemar algunas calorías extra. Pero por el bien de su salud en general, física, mental y emocionalmente, no llegue tan lejos como para dejar de entrenar su cuerpo con una rutina de ejercicios.

posiciones sexuales para llegar al orgasmo

 

¡Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte